Vuelta a la fase de excepcionalidad por sequía en Barcelona

La Generalitat ha decretado la salida de la fase de emergencia (en vigor desde febrero) en los municipios que se abastecen del sistema Ter-Llobregat. Eso supone rebajar en dos estadios el nivel de alerta gracias a la recuperación de las reservas de agua en los embalses, que se encuentran en torno al 25 %.

..
13/05/2024 - 12:52 h - Medio ambiente y sostenibilidad Ajuntament de Barcelona

Durante el mes de abril las reservas de los embalses han subido un 10 %, y la Generalitat calcula que aunque no llueva, se podrá mantener la fase de excepcionalidad hasta finales del 2024. A pesar de todo, Barcelona todavía está en situación de sequía y se recomienda mantener las medidas de ahorro entre la ciudadanía.

Aparte, el cambio de fase implica algunos cambios en las medidas vigentes en la ciudad:

  • Riego: se prohíbe el riego con agua potable en jardines y zonas verdes, tanto públicos como privados. Solo se permite el riego de supervivencia de árboles o plantas: con gota a gota o regadera y en horario de 20.00 a 8.00 horas. En los huertos urbanos, públicos o privados, se permite el riego de supervivencia de árboles o plantas con la mínima cantidad de agua y también horario de 20.00 a 8.00 horas y con regadera o gota a gota.
  • Piscinas: solo se pueden rellenar, con la cantidad mínima indispensable, las piscinas que tengan un sistema de recirculación de agua, tanto públicas como privadas y sin necesidad de que se consideren refugio climático. En los centros educativos, se permite llenar de manera total o parcial piscinas desmontables de capacidad inferior a 500 litros para el baño de niños.

¿Cómo aplican las medidas los servicios municipales?

Continúan sin regarse los parques y jardines de la ciudad (zonas de césped, prados y plantas de temporada), pero se retoma el riego de supervivencia en horario nocturno con agua potable de los árboles y las plantas arbustivas. Además, se mantiene el dispositivo de riego con agua freática en el turno de mañana, que permite ampliar la capacidad de riego en toda la ciudad. Con este dispositivo en marcha se llega a un ahorro de alrededor del 50 % del agua potable que se emplea para el riego en toda la ciudad.

En cuanto a las piscinas municipales, se mantienen todas abiertas, ya que disponen de sistemas de recirculación de agua. Además, se incluirán como refugios climáticos este verano, aplicando los precios públicos correspondientes a cada instalación. Asimismo, se mantienen los planes de ahorro de agua de los centros deportivos municipales.

Por lo que se refiere a la limpieza urbana, en la fase de excepcionalidad se mantendrá la limpieza de calles con el 100 % del servicio con agua freática.

Más allá de las restricciones, que se pueden consultar en detalle en el web barcelona.cat/sequía, hay que ser conscientes de la necesidad de reducir el consumo de agua y de no malgastarla en acciones cotidianas. En esta página se recogen consejos para ahorrar agua y reducir el consumo en los hogares hasta un 30 %.

Més informació