Qué es el cambio climático

El cambio climático es una realidad y está ocasionado por el ser humano. Ya tenemos evidencias de sus impactos y hay que actuar para hacerle frente. Las ciudades son especialmente vulnerables, ya que concentran la mayoría de la población mundial y es donde la energía se consume de forma más intensiva, lo que genera el 70 % de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entendemos por cambio climático una variación global de la temperatura de la Tierra. En las diferentes etapas de la historia se han producido cambios y evoluciones, siempre de forma natural, pero, en los últimos siglos, los datos obtenidos en todo el mundo demuestran que ha sido la actividad humana lo que ha provocado una alteración en el clima de la Tierra como consecuencia de la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Un hecho que pone en peligro la composición, la capacidad de recuperación y la productividad de los ecosistemas naturales y el desarrollo económico y social, la salud y el bienestar de la ciudadanía.

El efecto invernadero es un fenómeno natural. Parte de la energía que proviene del Sol pasa a través de la atmósfera y calienta la Tierra, ya que queda retenida gracias a una serie de gases que la absorben. El cambio climático se produce como consecuencia de la acción de los humanos cuando la cantidad de esos gases de efecto invernadero aumenta, de tal modo que se retiene más calor del que se retendría de forma natural, un hecho que provoca la subida de las temperaturas en la Tierra. 

 

Fuente: maleta de la energía y web del Cambio Climático de la Generalitat