El Plan Clima tiene como principales objetivos reducir la contribución de Barcelona al cambio climático, anticiparse a los riesgos climáticos para asegurar y mejorar su capacidad de respuesta ante los efectos que ya son inevitables, y reducir la vulnerabilidad de las personas al cambio climático para garantizar su salud y bienestar.

El 26 de octubre de 2018 se aprobó el Plan Clima en el Plenario del Consejo Municipal, y se cumplió, así, uno de los compromisos adquiridos en el Pacto de alcaldes y alcaldesas por el clima y la energía, firmado en el 2017. Se trata de un plan basado en cuatro grandes ejes: la mitigación (para evitar así que sus efectos empeoren), la adaptación (para prepararnos para estos impactos que ya están sucediendo), la justicia climática (pensado sobre todo para proteger a las personas más vulnerables) y la acción colectiva (porque solos no podemos hacer frente a un reto tan grande). Todo desde la acción ciudadana y colectiva. Tiene el horizonte temporal en el 2030, e incluye objetivos y medidas estratégicas a corto plazo (2018-2020) y a medio-largo plazo (2021-2030).

 

El Plan Clima se convierte en una oportunidad para sumar esfuerzos y hacer de Barcelona una ciudad pionera que se hace responsable de su contribución al cambio climático y que se prepara para ser menos vulnerable a sus efectos y más equitativa y participativa.

El Plan Clima es un plan estratégico:

  • Basado en la ciencia, con numerosos estudios globales y locales que le confieren solidez y rigurosidad.
  • Centrado en las personas, de manera que su principal objetivo es que el cambio climático no afecte a la ciudadanía, especialmente a la más vulnerable.
  • Ofrece una respuesta integral y transversal a la problemática del cambio climático en la ciudad, coordinando una acción conjunta entre múltiples áreas del Ayuntamiento al lado de la ciudadanía.
  • Innovador, ya que se dota de los conocimientos, las herramientas, las estructuras y los recursos necesarios para hacer frente al cambio climático.
  • Coproducido entre el Ayuntamiento de Barcelona y la ciudadanía. Surge de un reclamo ciudadano: se ha trabajado de manera conjunta con la ciudadanía, la cual, a su vez, está participando en su ejecución.
  • Ambicioso, ya que refuerza políticas ya existentes y las complementa con políticas nuevas que tienen que permitir aprovechar recursos y alcanzar resultados palpables y mesurables.

Ha recibido varias distinciones y premios: