Nos adentramos en la historia de la calle Ample a través de dos comercios

12 abril, 2011 | Insólito

Pasear por la calle Ample significa pasear por una de las calles nobiliarias de la Barcelona antigua, una calle que entonces se caracterizaba por su anchura, aunque actualmente eso se ha convertido en una simple anécdota. La calle acogía la mayoría de los palacios y las casas de familias nobiliarias catalanas. Con el paso de los años la fisonomía de la calle ha cambiado bastante y actualmente se puede ver una gran diversidad de interrelaciones establecidas entre los vecinos de toda la vida y las personas recién llegadas que conviven en un barrio que se ha convertido en el paradigma del cosmopolitismo. Recorriendo la calle de arriba abajo te das cuenta de que este es un vivo ejemplo de cómo en algunos casos el barrio se adapta al presente sin olvidarse del pasado, y los encargados de mantener esta sostenibilidad son los mismos vecinos. Nosotros hemos querido presentar un par de ejemplos donde el presente da la mano al pasado a través de una actividad típica en la vida de barrio: el comercio de proximidad.

Quisimos escoger dos comercios que representaran de manera fidedigna la idea de comercio de barrio, teniendo en cuenta factores como la proximidad, la originalidad y el mantenimiento de la idea de que por medio del pequeño comercio se puede desarrollar un negocio sostenible en todos los sentidos. En este aspecto topamos con Carles Palol, vecino del barrio de toda la vida y propietario de La Lionesa (Ample, 21), una antigua tienda de comestibles que él mismo reabrió en el año 1991, después de que su propietario se jubilara. Él lo hizo con la voluntad de mantener la fisonomía del establecimiento con el máximo respeto posible a lo que él había conocido toda la vida. Unos metros más allá, en el número 28 de la calle Ample, hay el Papabubble, una tienda de caramelos artesanos que Alejandro, un argentino vecino de Barcelona, abrió reaprovechando el espacio de una tienda histórica (una hojalatería) y que ahora tiene tiendas en Tokio, Nueva York, Berlín, Lisboa, Moscú, São Paulo, Amsterdam, Hong Kong, Tai Pei y Seúl.

Te invitamos a adentrarte en la historia apasionante de una calle a través de dos de sus comercios. Y recuerda que, si quieres recomendarnos algún comercio característico de tu barrio, puedes hacerlo con un comentario en la entrada, un tweet o bien en nuestro muro de Facebook.