Un mosaico de Gaudí bajo los pies de los feligreses de San Paciano

12 enero, 2015 | Barceloneses, Insólito

Un mosaico diseñado por Antoni Gaudí decora todo el suelo de la iglesia de San Paciano, en la calle de las Monges del barrio de Sant Andreu. Se trata de uno de los primeros trabajos que elaboró el reconocido arquitecto y artista. De hecho, el mosaico es de estilo neoclásico, y dista bastante de la obra modernista más conocida del autor. Aunque sufrió las consecuencias de las revueltas de la Semana Trágica del verano de 1909, el mosaico fue restaurado en los años ochenta y se encuentra en muy buen estado de conservación.

La iglesia de San Paciano es obra del arquitecto Joan Torras y Guardiola y se construyó en 1879. Inicialmente fue la capilla del convento de las monjas de Jesús y María. Pero al final del siglo XIX pasó a manos de los hermanos maristas y posteriormente se convirtió en iglesia parroquial, condición que perdura en la actualidad. Torras encargó el diseño de la custodia, el altar, el coro, las luces y el mosaico a un discípulo suyo: Antoni Gaudí. El joven Gaudí había terminado la carrera de arquitectura solo un año antes.

El mosaico que decora el suelo de esta parroquia es considerado una de las obras tempranas de Gaudí. Lo creó entre los años 1879 y 1881, y es de estilo neoclásico. Es un trabajo del tipo opus tesselatum, formado por piezas de mármol y piedra caliza de diferentes colores. En este caso, el mosaico está diseñado con formas y composiciones geométricas. La mayoría son motivos florales, aunque destacan la representación de las letras alfa y omega del Apocalipsis (principio y fin) y las iniciales J y M, que hacen referencia a la Congregación de Jesús y María. Además, el pasillo central de la nave hace de eje de simetría, y el dibujo se repite en ambos lados. El mosaico se restauró en el año 1988.

En 1909, durante la Semana Trágica, se utilizó la iglesia como almacén. Y el 29 de julio un incendio destruyó parcialmente todo el convento de las monjas. Uno de los lugares más perjudicados fue la iglesia. Actualmente, de todos los elementos que Gaudí diseñó en esta parroquia, solo queda el mosaico. Y todavía hoy en algunas zonas la piedra está oscurecida debido al fuego. Las lámparas y el coro se encuentran, actualmente, en las instalaciones que la Congregación de Jesús y María tiene en Sant Gervasi. El resto de elementos fueron destruidos.