Volver

Detalle de una de las telas de Marcel Rubio Juliana de la exposició La resurrección

La resurrección, ilustrada

El pintor Marcel Rubio Juliana representa la vuelta del espíritu a la vida a través de la reencarnación.

El Espacio 13 de la Fundación Joan Miró presenta el ciclo de arte emergente Salto e inmersión, comisariado por Pere Llobera, con propuestas de Victor Jaenada (Isabel), Marcel Rubio Juliana (La resurrección), Marria Pratts (1 posesión Drift) y Martín Vitaliti (Silly Simphony) que reflexionan sobre la vida, la muerte y la circularidad inherente a ambas.

En La resurrección, Marcel Rubio Juliana (Barcelona, ​​1991) propone un recorrido por todos los estadios de transformación del cuerpo después de la muerte, hasta el momento en que el alma entra en contacto con el espíritu y regresa a la tierra para convertir de nuevo en carne.

La creencia de la resurrección abarca un amplísimo campo de la tradición sagrada que sirve para referirse a la acción de renacer y que es casi irrepresentable por naturaleza. Por eso, el artista busca donde se manifiesta, donde se hace visible, y encuentra un paralelismo en los principios de la alquimia sobre la transmutación del espíritu en materia y de la materia en espíritu.

Antiguamente, ciencia y arte tenían un interés común y eran sinónimos de una misma investigación, hasta que la ciencia se centró en la exploración del universo material y el arte se dedicó a la exploración estética –o solipsista– de las formas.

Marcel Rubio Juliana ilustra el proceso de resurrección a partir de la pintura al óleo y una iconografía fruto de la observación al natural de modelos humanos y animales con el objetivo de encontrar una voz propia dentro de la existencia.

La entrada al Espai 13 vale 3 euros –2, si es reducida– y se puede comprar de forma anticipada en este enlace.

Fecha de publicación: Viernes, 29 Abril 2022
  • Comparte