La Rosa de Alejandría

La Rosa de Alejandría

En 1984, Manuel Vázquez Montabán ponía a Pepe Carvalho a investigar el asesinato de una prima de Charo, compañera y cómplice del detective. Era en La Rosa de Alejandría, novela en la que se entrecruza la historia de un marinero dispuesto a encontrar el lugar donde termina el océano. No, esta novela aún no se ha convertido en cómic, pero tarde o temprano, lo hará. Y quizá se encargarán de ello el guionista Hernán Migoya y el dibujante Bartolomé Seguí, que, de momento, ya han editado dos transposiciones al mundo del cómic de las investigaciones de Pepe Carvalho: Tatuaje y La soledad del manager. Ellos nos hablarán sobre el proceso de verter unas tramas absolutamente vinculadas a un momento histórico y al asfalto de una ciudad mediterránea a un lenguaje hecho de dibujos y bocadillos. Seguro que en las viñetas de estos cómics, el escritor y periodista Jordi Corominas encuentra perfectamente visibles los rastros de Vázquez Montalbán, incluyendo la crónica sentimental de la ciudad que fue y los elementos más poéticos de un universo literario rico y diverso, en el que confluyen la cultura y los elementos populares.

Participan:

Jordi Corominas es el autor de novelas como José García (2012) y de ensayos como Barcelona 1912: el caso Enriqueta Martí (2014). Autor del ensayo Paràgrafs de Barcelona (2019), es un buen conocedor de la ciudad de Vázquez Montalbán.

Hernán Migoya es una de las plumas más corrosivas del país. Dirigió El Víbora, ganó un premio al Mejor Guion en el Salón del Cómic de Barcelona y ha adaptado al cómic las novelas de Vázquez Montalbán Tatuaje (2017) y La soledad del manager (2019).

Bartolomé Seguí, dibujante, ha colaborado con El Víbora, Cairo o El Jueves, entre otras publicaciones. Premio Nacional del Cómic 2009 por Las serpientes ciegas, ha trasladado al lenguaje del cómic Tatuaje (2017) y La soledad del manager (2019) con Hernán Migoya.

Modera:

Alfred Crespo es periodista y escritor, codirige la revista Ruta 66. En No hay entradas (2016) hablaba sobre conciertos, pero las ficciones literarias, como Cosmic Charlie (2018) y El regreso de Charlie (2019), las ha firmado con el nombre de Jerry Weir.