Resultados de la encuesta sobre la percepción ciudadana del impacto de la COVID-19

COVID-19. Entre el 6 de abril y el 16 de mayo se han realizado entrevistas a 3.600 personas.

La Oficina Municipal de Datos (OMD) ha compilado los datos de la encuesta que se realizó a los barceloneses y las barcelonesas del 6 de abril al 16 de mayo sobre cómo perciben el estado de la salud, el confinamiento, la economía y el empleo durante la crisis de la COVID-19.

La Oficina Municipal de Datos analiza el impacto de la situación provocada por el coronavirus a través de una encuesta estructurada en cuatro ámbitos básicos: la salud, el trabajo, la situación de confinamiento y la percepción de la crisis y de la gestión institucional. Su objetivo es evaluar la evolución de la percepción que tiene la ciudadanía de la situación que se está viviendo.

Los datos sobre la percepción general de la situación muestran que el 86 % de la población barcelonesa se muestra muy o bastante preocupada, una inquietud que aumenta en torno al impacto que tiene y tendrá en la economía.

Salud: los datos vinculados al estado de la salud de la ciudadanía muestran la apreciación subjetiva de los barceloneses y las barcelonesas sobre el coronavirus. El 10,5 % de las personas entrevistadas afirman haber tenido síntomas de COVID-19. Un tercio de las personas con síntomas han visitado un centro sanitario.

Empleo: entre las personas ocupadas, el 31,6 % declara que trabaja en servicios esenciales, y casi la mitad de las barcelonesas y los barceloneses entrevistados son trabajadores asalariados (46,9 %). De estos trabajadores, un 4,8 % manifiestan que han sido despedidos como consecuencia de la crisis sanitaria, y un 27,1 % que han sufrido un ERTE. Con respecto a las perspectivas laborales, el 47 % de las personas asalariadas y el 86,1 % de las personas que trabajan por cuenta propia piensan que esta crisis repercutirá negativamente en su trabajo.

Confinamiento: de las 3.600 personas encuestadas, un 15,1 % manifiestan que se encuentran confinadas solas, y esta cifra se incrementa entre las personas mayores: tres de cada diez personas de más de 65 años se encuentran confinadas solas. Con respecto a la vivencia del confinamiento, el 49 % afirma que es una situación dura o muy dura, mientras que para el 50,8 % de los entrevistados lo es poco o nada, sin diferencias significativas entre quien está confinado solo y quien está acompañado. Sin embargo, las recientes medidas de desconfinamiento han corregido al final del trabajo de campo la tendencia negativa que apuntaba este indicador.

Gestión institucional: la mayoría de las personas entrevistadas, un 58,1 %, valoran positivamente la gestión que el Ayuntamiento hace de esta crisis, mientras que el 16,4 % la valora negativamente. Con respecto a la gestión de la Generalitat, un 55,9 % la valora de forma positiva y un 24 % la valora negativamente. En el caso del Gobierno español, el 45,1 % de los barceloneses y las barcelonesas se muestran críticos, frente al 39,4 %, que tienen una opinión favorable.

Desconfinamiento: la mayoría considera oportunas las medidas que se han aplicado en el desconfinamiento, mientras que el 41,7 % opina que se tenía que esperar más. El 51,2 % considera que el comportamiento colectivo con respecto a estas medidas es mayoritariamente incívico e irresponsable, pero un 47,1 % opina lo contrario. Casi una cuarta parte realiza ejercicio en la calle y el 56 % sale a pasear en los horarios permitidos.