• Multinavegador:

    Las páginas se visualizan correctamente en diferentes navegadores utilizados para el análisis (Mozilla, Internet Explorer, Safari, Chrome).

  • Navegación coherente:

    Se asegura la consistencia en el sitio web, haciendo que la navegación sea coherente en todas las páginas y ofreciendo una experiencia de usuario gratificante.

  • Distracciones:

    Se evitan interferencias como el contenido intermitente, el parpadeo exagerado o el audio que se pone en marcha automáticamente.

  • Títulos:

    En los títulos de la página se indica el portal y la sección a fin de que los usuarios y las usuarias puedan contextualizarlo.

  • Encabezamientos y listas:

    Los encabezamientos y las listas están marcados correctamente.

  • Imágenes:

    Las imágenes contienen alternativas textuales.

  • Imágenes de texto:

    En general, el contenido, excepto logotipos o imágenes de marca, se puede configurar, ya que se evitan las imágenes de texto.

  • Contraste de colores:

    Las características visuales de la web (tipo de letra, color de texto y fondo) se han definido mediante la hoja de estilo. Deben cumplir las pautas de accesibilidad referentes a la ratio de contraste en el nivel AA.

  • Formularios:

    Los formularios contienen etiquetas y controles asociados correctamente.

  • Audiovisuales:

    Los audiovisuales de información relevante están subtitulados.

  • Reproducción de audiovisuales:

    Los reproductores de audiovisuales son accesibles para usuarios de cualquier tipo de dispositivo, usuarios de teclado y personas con discapacidad visual.

  • Redes sociales:

    Los conectores de las redes sociales son accesibles y tienen alternativa textual.

  • Idiomas:

    El idioma de las páginas está marcado correctamente.

  • Lenguaje:

    El lenguaje de la página es simple y adecuado para el público al que se dirige el contenido.

Comparte este contenido