Personas que cuidan de familiares o personas próximas

En Barcelona, una de cada cuatro personas cuida de otra persona de su red familiar o de convivencia. El 90% de las actividades de cuidado relacionadas con la salud se proporcionan desde la familia, y nueve de cada diez horas de la atención a personas mayores de 65 años se prestan desde la relación de parentesco y la red social.

Por lo tanto, nos dirigimos a las personas que atienden, de forma no profesional pero continuada y en el ámbito privado, a otra persona con la cual tienen un vínculo de parentesco.

Sabemos que la responsabilidad y la dedicación a los cuidados de una forma sostenida pueden provocar agotamiento físico y emocional y ejercer un fuerte impacto en la vida de la principal persona cuidadora.

Persona cuidadora profesional en el hogar

En Barcelona, hay más de 55.000 personas dadas de alta en el régimen de “trabajo en el hogar” de la Seguridad Social. Sin embargo, este dato no tiene en cuenta a todas las personas que realizan tareas del hogar y de cuidados a personas mayores o niños de modo informal, con un horario flexible y en condiciones muy precarias.

Nos dirigimos a las personas que realizan un trabajo remunerado en el hogar, independientemente de su intensidad, de la relación laboral y de la situación administrativa.

Profesionales de servicios sociales, comunitarios y de salud

Las personas y equipos de servicios sociales, de espacios comunitarios y del ámbito de la salud son un colectivo fundamental en la atención directa tanto a personas receptoras de cuidados como a familias cuidadoras y personas trabajadoras del sector.

Nos dirigimos a profesionales y equipos de los siguientes ámbitos:

  • Servicios sociales básicos
  • Atención primaria de salud
  • Servicio de atención residencial
  • Red hospitalaria y de internamiento sociosanitario
  • Ámbito educativo, especialmente de primera infancia
  • Agentes de proximidad y redes comunitarias

Entidades

Las organizaciones, entidades y colectivos del ámbito de los cuidados constituyen un amplio abanico de recursos, redes y relaciones que suponen un apoyo fundamental para las familias cuidadoras y las personas receptoras de cuidados.

Nos dirigimos a profesionales, equipos y voluntariado de los siguientes ámbitos:

  • Entidades de apoyo a las familias y a las personas cuidadoras
  • Espacios de crianza
  • Entidades de apoyo a las personas mayores
  • Organizaciones y colectivos de trabajadoras del hogar

Personas que deseen planificar sus cuidados

Hay momentos del ciclo vital en que las necesidades de cuidados son más intensivas y la capacidad de cuidar de uno mismo/a se ve limitada. Nos dirigimos a las personas que deseen planificar su cuidado actual y futuro:

  • Personas en situación de dependencia, de discapacidad vinculada a falta de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, o bien con alguna enfermedad que requiera la atención de una o más personas
  • Personas mayores que necesiten apoyo

Todas las personas necesitamos recibir cuidados a lo largo de nuestra vida, y ocho de cada diez serán cuidadoras principales en algún momento de su vida, razón por la cual nos dirigimos también a la ciudadanía en general para promover la conciencia social hacia los cuidados y hacia la capacidad de cuidado y autocuidado del conjunto de la población.

Comparte este contenido