Gemma Tarafa: "Reconocemos y ponemos en el centro el valor de los cuidados"

Concejalía. Hablamos con la concejala de Salud, Envejecimiento y Cuidados del Ayuntamiento de Barcelona sobre el estado de salud de la ciudad y políticas públicas municipales.

Gemma Tarafa es concejala de Salud, Envejecimiento y Cuidados del Ayuntamiento de Barcelona.

La Concejala de Salud, Envejecimiento y Cuidados, Gemma Tarafa y Orpinell, es la responsable política en el Área de Salud, y define las prioridades políticas relacionadas con este tema en el Plan de acción municipal. Ocupa la presidencia de la Agencia de Salud Pública (ASPB) y la vicepresidencia del Consorcio Sanitario de Barcelona (CSB), entre otras organizaciones sanitarias de la ciudad.

El número de personas mayores de 64 años ha crecido en Barcelona hasta llegar a un máximo histórico en 2018 de casi 350.000 personas. Y de éstas, hay 90.000 personas que viven solas, una situación que afecta mayoritariamente a las mujeres, según revela el Informe de salud de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (2018).

¿Con qué enfoque aún la unión entre los tres conceptos: salud, envejecimiento y cuidados?
Durante el mandato anterior, Salud se lideró desde un comisionado y ahora por primera vez en muchos años este ámbito se lleva desde una Concejalía de Salud, a la que se suma Envejecimiento y Cuidados. Estos tres ejes los abordamos desde la necesidad de trabajar para construir una ciudad menos desigual y más saludable para todos. Esto se traduce en apostar por políticas que garanticen el derecho a la salud a todos los ciudadanos y que se reconozca la importancia de dar y recibir cuidados, rediseñando la ciudad para las personas que viven en ella. Desde la institución queremos ofrecer políticas que cubran las necesidades que desarrollamos a lo largo de la vida.
La salud es un tema transversal y se trabaja conjuntamente con muchos otros sectores; por ejemplo, cuando hablamos de emergencia climática, trabajamos desde la vertiente de la salud y la del ámbito social, dos mundos que son complementarios pero que no es habitual que estén bajo un mismo paraguas. Avanzar hacia la integración social y sanitaria puede ser un ejemplo de esto último.

¿Cuáles son las prioridades o líneas políticas vinculadas al ámbito de Salud, Envejecimiento y Cuidados en el Plan de Acción Municipal?
Todas las políticas de la concejalía van condicionadas por los determinantes sociales de la salud de las personas que viven en la ciudad. Entre las diferentes prioridades del Plan de Acción Municipal el abordaje de la salud mental continúa ocupando un lugar central. Tratar temas tan complejos como el suicidio, o tan actuales como las adicciones al juego, son prioridades en el ámbito de la salud. También hacemos frente a ámbitos de la salud que hasta el momento habían sido medidas de salud de segunda y que nosotros vemos prioritarios como, por ejemplo, continuar desplegando el dentista municipal como vía para defender la salud bucodental y abordar la necesidad de trabajar para ampliar la cartera de servicios de salud.
Por otra parte, hacer tangible la dimensión de envejecimiento significa que la ciudad se debe pensar también desde esta óptica. Hoy, más del 20% de las personas que viven en Barcelona tienen más de 65 años, un porcentaje que irá incrementándose. Debemos garantizar un envejecimiento digno y hacerlo a través de la mejora de los servicios asistenciales, del espacio público, desde la comunidad. En este sentido el proyecto de las supermanzanas de los cuidados debe permitirnos trabajar todos estos elementos en una unidad territorial pequeña, apostando por intervenir desde la proximidad, haciendo que la ciudad sea menos fría y donde cuidar esté en el centro de todo.

¿Cuál es el estado de salud de la población barcelonesa y qué supone?
Las personas que viven en la ciudad de Barcelona disfrutan en general de un buen estado de salud, aunque siguen existiendo desigualdades en función de los condicionantes socioeconómicos y condicionado por si se trata de medidas de salud de primera y de segunda. Sin embargo, en los últimos años las desigualdades en las condiciones de salud se han acortado, rebajando la diferencia, por ejemplo, en la esperanza de vida entre barrios o mejorando los indicadores en materia de embarazos juveniles con especial incidencia en Ciutat Vella y Nou barrios. Sabemos, además, que en Barcelona hay 90.000 personas mayores de 65 años que viven solas, y que en el caso de las mujeres presentan peor estado de salud.

Barcelona Ciudad Cuidadora. ¿Cómo es una ciudad que nos cuida?
Reconocer el valor del cuidado en la ciudad, ponerlo en el centro de las políticas y socializar la responsabilidad del cuidado es un objetivo de este mandato. Esto significa reforzar las políticas de democratización del cuidado, haciendo intervenciones que mejoren nuestros propios servicios de cuidado y al mismo tiempo generar redes comunitarias más fuertes, apostando por nuevos espacios donde cuidar y /o cuidarse. Haciendo visible las tareas invisibles que sostienen la vida en la ciudad.
Recursos como el espacio Barcelona Cuida, un centro pionero abierto hará una año que da visibilidad a todos los recursos existentes en la ciudad en el ámbito del cuidado al alcance de todos, o la creación de las supermanzanas de los cuidados deben ser una referencia de espacios para el asesoramiento y de referencia para toda persona que cuide o reciba cuidado en la ciudad.

¿Cuáles son los ejes de intervención en curso?
Algunas de las medidas que estamos trabajando en este mandato son la promoción de la salud comunitaria y una sanidad pública, equitativa y universal, impulsando la mejora y ampliación de la cartera de servicios, siendo el dentista municipal el mejor ejemplo. También estamos haciendo una apuesta por la mejora de la salud mental de la población y su prevención, que entre otras, permita dotar de herramientas para hacer frente a los malestares cotidianos, y las nuevas adicciones. Desplegamos la estrategia de Barcelona Cuidadora poniendo en el centro de la acción política el cuidado de las personas (de las más pequeñas a las más grandes) y sus cuidadores, generando algún recurso como el de la tarjeta de cuidadoras de la ciudad de Barcelona. Favorecer un espacio público que facilite la accesibilidad y el uso por parte de las personas mayores con elementos que favorezcan su bienestar físico y emocional y generen comunidad.

¿Cuál es el papel de la Agencia de Salud Pública de Barcelona y su relación con la concejalía?
Desde la Agencia de Salud Pública (ASPB) se hace el seguimiento del estado de salud de la ciudad en general y de los impactos en la salud de diferentes fenómenos, por ejemplo, se evalúa la calidad del aire, la salud sexual y reproductiva, o ahora también, la salud alimentaria de diferentes colectivos. Mediante la Agencia también se desarrollan estrategias de intervención tan importantes como los proyectos de salud comunitaria a través del programa la Salud en los barrios. Finalmente, La ASPB también hace un trabajo menos visible pero imprescindible para la salud de la ciudad, ya que es la encargada de hacer controles de plagas, controles sanitarios a establecimientos y equipamientos, entre otros.

¿Qué medidas de prevención y mediación se están adoptando desde el Ayuntamiento ante la propagación del coronavirus (2019-nCoV)?
Para hacer frente al Coronavirus (2.019-nCoV) y a la alarma social que ha creado hemos puesto en marcha un protocolo coordinado por las tres autoridades sanitarias a nivel estatal, autonómico y municipal. Hoy estamos en una zona de muy bajo riesgo, a pesar somos conscientes de que en salud pública el “riesgo 0” no existe.
En Barcelona estamos trabajando, junto con la ASPB, con la mirada puesta en facilitar toda la información posible a la ciudadanía, poner en marcha medidas preventivas, mantener una buena coordinación entre las instituciones y priorizar la transparencia por encima de todo.
Desde España se han activado dos tipos de medidas: por un lado, para detectar el virus de forma precoz en el caso de que alguien muestre sintomatología respiratoria y, por otro, activar los circuitos y protocolos establecidos. En el caso de un positivo se procederá al aislamiento del infectado. Estas medidas no son muy diferentes de las que se han activado en otras ocasiones.
Desde la mirada de la salud pública y, teniendo en cuenta los datos que hay hasta el momento, no tiene ningún sentido activar ninguna medida más. Por ahora, se han detectado 38 casos en España que han activado los protocolos (detección precoz). Sólo dos son positivos con síntomas muy leves y evolucionan favorablemente. Tenemos un buen sistema nacional de salud que está preparado para responder en caso de necesidad.

¿Cómo se ha coordinado con la ASPB para desarrollar el nuevo menú escolar que afecta a un 35% en Cataluña?
En relación al proyecto de menús escolares, con la ASPB, hemos empezado a trabajar las recomendaciones en el menú escolar ya que más del 10% de los niños de 3-4 años tienen obesidad y un 78% comen más carne de lo recomendado. Por esta razón pensamos que era imprescindible tener acceso a una alimentación sostenible, suficiente y apropiada con hábitos saludables.
La ASPB es quien ha hecho la recomendación y supervisión de los menús de todas las escuelas de primaria y secundaria de la ciudad. Esta nueva recomendación destaca por sacar la proteína animal en los primeros platos, ofreciendo un máximo de tres días de proteína animal en los segundos platos donde uno puede ser carne roja como máximo y los otros dos días ofrecer proteína vegetal de segundo plato. Este proyecto lo haremos primero en seis escuelas de la ciudad. Con ellas iremos viendo dificultades, formando y sensibilizando a familias y alumnado. El objetivo es que el curso 2021/2022 todas las escuelas de la ciudad sigan las recomendaciones, coincidiendo con la capitalidad de la alimentación más sostenible el año 2021.

¿Cuáles son las medidas previstas dentro del marco de la Emergencia Climática y cuáles son las expectativas de resultados?
Barcelona acaba de declarar la Emergencia Climática y el cambio climático afecta a la salud y la calidad de vida, pero no afecta a todos por igual. La justicia climática tiene que ver con las desigualdades: factores como el estado físico, la salud, la edad, el género, la situación socioeconómica o las condiciones de los entornos donde vivimos y trabajamos, condicionan el posible grado de afectación del cambio climático sobre las personas.
De hecho, se considera que la crisis climática es la mayor amenaza para la salud de este siglo. En Barcelona, durante el periodo 1992-2015, se estima que ha habido 980 muertes en hombres y 2.729 en mujeres atribuibles al calor extremo (muertes naturales, de personas de 25 años y más), en general en personas mayores y frágiles .
Desde Salud, y en marco de la Emergencia Climática que se declaró a principios de año, somos las encargadas de hacer el seguimiento de los indicadores de los impacto en salud de la aplicación de medidas específicas en el marco de la emergencia climática.

¿Nos puede explicar la medida del dentista municipal?
Una de las iniciativas que hemos llevado a cabo que ha tenido más apoyo social ha sido nuestra medidas de salud bucodental para todos los sectores de la población. Ir al dentista es mucho más que una cuestión de salud física, también tiene un impacto en nuestra autoestima, salud mental e inclusión social. Un 12% de la población de Cataluña no tiene acceso a la salud bucodental por motivos económicos. En primer lugar, creamos un dentista gratuito para personas vulnerables, que ya ha asistido a más de 1.200 personas de la ciudad. Recientemente firmamos un convenio con la Asociación Empresarial de centros De Asistencia Dental, AECAD, para que las clínicas asociadas a esta entidad ofrecieran servicios odontológicos con una reducción de casi el 40%. Las personas que pueden adherirse son beneficiarias de la tarjeta Barcelona Solidaria o de la tarjeta Rosa. Hay 266.000 personas que podrán ser usuarias de estas tarifas. Finalmente, estamos trabajando para desplegar el operador odontológico municipal que ofrece sus servicios un 40% reducidos.

Comparte este contenido