Carnaval 2019: Del jueves lardero al Miércoles de Ceniza: una semana repleta de la gastronomía de Carnaval

En Barcelona es posible pasarse casi toda la semana de carnaval comiendo: se empieza por un concurso de tortillas en un mercado el jueves lardero y se continúa con un rancho popular el viernes, una chocolatada infantil el sábado, un taller de historia de la cocina el lunes, una sardinada el miércoles… La comida es uno de los platos fuertes de las fiestas de carnaval. Pero no cualquier cosa: son especialmente apreciadas las comidas bien calóricas, con presencia de carne de cerdo y de huevos, dos manjares tradicionalmente prohibidos durante la Cuaresma.

Los concursos de tortillas, el manjar estrella del jueves lardero
Uno de los actos de carnaval más arraigados en la ciudad son los concursos de tortillas, que generalmente se hacen el jueves lardero. Se hacen muchos en los mercados, uno de los primeros lugares de la ciudad donde se recuperó el carnaval después de la dictadura franquista. Este año se celebrarán en los mercados de la Llibertat, Sant Andreu, la Mercè, la Marina…, y también en unos cuantos centros cívicos y casales de barrio de toda la ciudad. Hay que destacar los que se harán en la casa de la fiesta de La Violeta de Gràcia, en el centro cultural El Propis y en la sede de la Asociación Instituto de Promoción de la Cultura Catalana.

Las normas varían en cada competición, pero en general se premian las composiciones más gustosas, las combinaciones más originales y las presentaciones más elaboradas. También hay lugares donde los premiados son escogidos por un jurado popular y los premios suelen ser siempre en especies: vales de regalo, productos alimenticios… Y si con una tortilla no tienes bastante, ve al Centro Cívico Parc Sandaru, donde premian también todo tipo de platos elaborados con huevos.

“Por jueves lardero, butifarra comeré”
¡Por jueves lardero la ciudad no se alimenta exclusivamente de tortillas! Por eso, si te ha quedado hueco en el estómago, en algunos barrios hacen festines de carnaval, chocolatadas y comidas colectivas que se montan con las aportaciones de todo el mundo. También hay lugares donde por este día se combinan los atracones con la juerga, y ofrecen talleres de maquillaje, conciertos y actuaciones. Y, tal como dice la canción popular, en Sarrià acabarán la velada comiendo butifarra.

Se acaba carnaval: ¡a comer sardinas!
Carnaval empieza con comilonas… y acaba con otro atracón. En muchos lugares de la ciudad el entierro de la sardina, en Miércoles de Ceniza, acaba con una cena comunitaria donde se comen grandes cantidades de este pescado. Es el caso de Sants, el Clot y Sant Martí, donde, después de despedir hasta el año próximo a Su Majestad Carnaval, hacen una buena sardinada popular. Y si quieres mezclar comidas tradicionales y cultura popular, no te pierdas el Miércoles de Ceniza de Les Corts, donde los diables del barrio dan un espectáculo de fuego que acaba con una sardinada.

Por si te has quedado con hambre…
Entre el jueves lardero y el Miércoles de Ceniza hay un montón de ocasiones para seguir atiborrándose. El viernes, 1 de marzo, en el Clot se celebrará una butifarrada popular con mongetes seques, después del pregón leído por el Rey Carnaval del barrio. Ese mismo día en la Marina las entidades que organizan el carnaval servirán rancho, un manjar muy típico de carnaval en diversos lugares del país.