Barcelona Cultura

El circuito cultural en los barrios de todos los distritos de Barcelona. Entrada gratuita

“Más allá de desmontar prejuicios, nuestra voluntad ha sido transmitir el valor y la riqueza de la diversidad y conseguirlo para nosotros ya es una gran victoria”.

01/10/2021
Teatro
"Boira a les orelles" es un espectáculo que parte de una experiencia vivida en primera persona para plantearnos: ¿qué quiere decir ser sordo? ¿qué quiere decir tener una discapacidad? ¿cómo podemos convivir con nuestras capacidades y discapacidades?

Boira a les orelles es un espectáculo que parte de las experiencias de Enric Romaní, escenógrafo de Els Pirates Teatre, y de las experiencias que todos los miembros de la compañía han vivido con él. Con esta propuesta quieren ir más allá y llegar a descubrir el mundo de las personas con diversidad funcional también a todos los que podemos convivir con ellas con el fin de mejorar la forma en que las cuidamos.

 

- Este 2021 Els Pirates Teatre celebráis 20 años de trayectoria arriba de los escenarios no solo de Cataluña, sino también de Alemania, Francia o Italia. ¿Qué tiene la compañía que os proporciona esta proximidad y confianza con el público en todos los espectáculos?
Para nosotros la compañía es, por ante todo, como una pequeña familia, un grupo de amigos. Hagamos teatro porque es nuestra pasión, y lo hacemos juntos porque en la hora de trabajar nos lo pasamos a las mil maravillas. Durante estos años la premisa principal en la hora de crear un espectáculo siempre ha estado "hacer el teatro que nos gusta hacer", espectáculos con gran presencia de humor, música y juego escénico, para compartirlo con nuestro entorno más próximo y con aquellas personas que disfruten de nuestra manera de explicar historias. Cuando estamos al escenario es nota la complicidad entre nosotros y nuestra pasión por el trabajo que estamos haciendo, y suponemos que es esto el que hace que de golpe caiga la cuarta pared, y el público conecte y se sienta próximo a nosotros. Como compañía nos encanta la proximidad con el público, sentirlo cerca y hacerlo partícipe de nuestros espectáculos, que sea un actor más y que disfrute de serlo. Y esto es que lo procuramos preservar en todos los espectáculos que basura.

- ¿Cómo surgió empezar a explicar parte de la historia de Enric Romaní, miembro de la compañía, a Boira a les orelles?
Como hemos dicho, els Pirates somos una pequeña familia artística, también más allá del trabajo. Enric es una parte imprescindible de la identidad de esta familia artística y humana. Gracias a él hemos reflexionado a menudo sobre las capacidades y los recursos con que trabajamos y vivimos, como nos relacionamos con nuestro entorno y como tomamos en consideración las capacidades de las personas con quienes convivimos. Con el tiempo, y como resultado de todas estas reflexiones, un día pensamos “¿Y por qué no hacemos un espectáculo donde las podamos explicar, de la manera que más nos gusta, a través del teatro y la música?”. Y así nació la primera chispa de Boira a les orelles. Un espectáculo que parte de las experiencias de Enric y de nuestras experiencias con él, pero que quiere ir mucho más allá para mostrar el amplio abanico de percepciones del mundo y de las capacidades que tenemos y que desarrollamos para vivir.

- ¿Enric estuvo involucrado desde el principio en su propia historia?
Sí, Enric estuvo involucrado en la creación de la obra desde los inicios. ¡E incluso puso algún condicionante! Cuando le planteamos la idea de hacer el espectáculo entorno su historia, nos dijo que adelante, siempre y cuando el espectáculo fuera una comedia que divirtiera y diera risa al público.

- ¿Por qué es tan necesario sacarnos todos los prejuicios de las personas sordas? ¿Creéis que con este espectáculo lo conseguís?
Con este espectáculo nosotros explicamos una historia de una persona con sordera, pero esta es una de entre muchas. La historia de Enric es peculiar, sobre todo porque nació en el seno de una familia de músicos, hecho que fue un gran condicionante para sus padres decidieran apostar por la lengua hablada, en lugar de la lengua de signos. No sabemos si con el espectáculo hemos conseguido hacer desaparecer los perjuicios que hay entorno la sordera, pero sí que hemos querido poner en escena que hay diferentes maneras de relacionarnos con esta. A la vez que también hemos querido mostrar el amplio abanico de percepciones del mundo que hay y de las capacidades que tenemos y que desarrollamos para vivir. Al fin y al cabo, más allá de desmontar prejuicios, nuestra voluntad ha sido transmitir el valor y la riqueza de la diversidad y conseguirlo para nosotros ya es una grande victoria.

-  ¿Qué os ha enseñado como personas y cómo os han hecho reflexionar historias como la de Boira a les orelles y Enric? ¿Qué habéis aprendido de haber podido continuar subiendo a los escenarios este espectáculo como compañía?
Una de las muchas cosas que nos ha enseñado este viaje que hemos hecho para crear Boira a les orelles  ha sido la importancia vital de las personas que tenemos al lado. Anna, coreógrafa de la compañía, es la hermana gemela de Enric. Ella siempre dice que a menudo ha hecho de orejas de Enric. Esta reflexión, y también la propia historia de Enric, constatan la importancia de tener a nuestro costado personas con quien poder desarrollar nuestras capacidades, crecer y afrontar cualquier situación. Al fin y al cabo, Boira a les orelles es también un canto a la amistad y a la necesidad de establecer relaciones sanas y aprender a cuidarlas.

Compartir