El funicular de Vallvidrera

Volver

Creado en el año 1906 en la parte alta del barrio de Sarrià, el funicular de Vallvidrera sube y baja como un ascensor que, tras su última remodelación de 1998, funciona automáticamente. Disfrutar tranquilamente de las vistas durante el camino es una experiencia única.

Punto de unión en Barcelona

Con la pretensión de unir el antiguo pueblo de Vallvidrera con Barcelona, la empresa que gestionaba el ferrocarril de Sarrià consiguió, en el año 1906, una concesión para construir un funicular de 736 metros que salvara la pendiente entre la carretera de Vallvidrera y el pueblo. Desde entonces, el funicular sigue funcionando y cada día sube y baja a gente entre Vallvidrera y la estación de Peu del Funicular.

El breve trayecto, de tan solo unos minutos, ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad, que mejoran a medida que se va subiendo hasta Vallvidrera, núcleo que hoy en día está integrado en Barcelona. Es importante destacar también la estación superior, de líneas sinuosas y decoración centroeuropea, que el arquitecto Bonaventura Conill proyectó en la plaza de Pep Ventura.

Un servicio automático

En 1998 se cerró el antiguo funicular y se procedió a una reforma integral de la línea, incluyendo la parada del apeadero Carretera de las Aigües. Esta reforma ha permitido que el funicular funcione de manera totalmente automática, ya que, de hecho, es como un ascensor, y en el interior de los coches tiene unos pulsadores para solicitar la parada en la que cada uno quiere bajar.

Traductor de google :
Dirección:
Carrer de les Alberes, 16
Distrito:
Sarrià-Sant Gervasi
Barrio:
Vallvidrera, el Tibidabo i les Planes
Ciudad:
Barcelona
Distrito:
Sarrià-Sant Gervasi
Barrio:
Vallvidrera, el Tibidabo i les Planes
Categoría:
Transportes singularesTransportes singulares
Dirección
Carrer de les Alberes, 16

Teléfono

Información:
012 Transports de la Generalitat
Quejas y reclamaciones:
900901515

Comparte este contenido