La Barcelona contemporánea

  • Torre Mapfre i Hotel Arts

Capital de Cataluña

Con la restauración de la Generalitat en 1977, Barcelona volvió a ser la capital de la Cataluña autonómica e inició la recuperación de su identidad, cultura y lengua propias.

Mientras la ciudad crecía industrial y demográficamente, los acontecimientos políticos y sociales, con el estallido de la Guerra Civil Española y la larga dictadura posterior, definieron unos tiempos convulsos. A finales del siglo XX, con la llegada de la democracia, Barcelona resurgió, como un ave fénix, dispuesta a convertirse en una gran metrópoli del siglo XXI.

Las luces de un nuevo tiempo

La introducción de la electricidad a principios del siglo XX marcó una nueva etapa en el futuro de la ciudad industrial. Se instaló la Compañía Barcelonesa de Electricidad, que generaría una creciente actividad y que, en el año 1925, ya llegaría a producir un tercio de la energía total generada en España y un 70 % de la de Cataluña.

El aumento de la actividad industrial y la continua necesidad de más trabajadores fueron a la par del crecimiento de la clase obrera, que se mostraba descontenta con las condiciones de trabajo. A finales de julio de 1909, estalló una huelga general que derivó en una revuelta popular conocida como la Semana Trágica. Durante aquellos días de enfrentamiento social, se quemaron iglesias y conventos y por toda Barcelona había incendios y saqueos. La revuelta fue sofocada por el ejército, y se saldó con 2.500 detenidos. Pero la agitación social continuó, y la consolidación del movimiento obrero dio como resultado más importante la introducción de la jornada laboral de ocho horas.

La Barcelona novecentista

Paralelamente, también se produjo un estallido del sentimiento nacionalista catalán. A principios del siglo XX, una serie de políticos e intelectuales empezaron a trabajar juntos para recuperar la cultura y la lengua catalanas y dieron inicio a un movimiento conocido como novecentismo. Este nuevo estilo se extendió a la literatura y a las artes, y vistió la ciudad con una nueva arquitectura que volvía a las formas clásicas de herencia mediterránea, en contra de la exaltación modernista. Los novecentistas pusieron en marcha una reforma y mejora del sistema educativo. Querían hacer de Barcelona la capital de la cultura catalana, y crearon en la ciudad instituciones como el Instituto de Estudios Catalanes y la Biblioteca Nacional de Cataluña.

Capital de Cataluña

Con la restauración de la Generalitat en 1977, Barcelona volvió a ser la capital de la Cataluña autonómica e inició la recuperación de su identidad, cultura y lengua propias.

Foto: TAVISA

La Exposición Internacional de 1929

La Exposición Internacional de 1929 supuso la transformación de la montaña de Montjuïc, donde se instaló el recinto ferial, con el Palacio Nacional como recinto principal y la Fuente Mágica enfrente.

Arxiu Fotogràfic de Barcelona
Foto: V. Zambrano

El Pabellón Mies van der Rohe

El que fue el pabellón nacional de Alemania para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, diseñado por Mies van der Rohe, es hoy en día un icono arquitectónico del movimiento moderno.

Fundación Mies van der Rohe
Foto: V. Zambrano

El Pabellón de la República

Réplica del Pabellón de la República Española de la Exposición Universal de París de 1937, este edificio acoge el Centro de Estudios Históricos Internacional y una biblioteca especializada en la Segunda República.

Pabellón de la República (PIC)
Foto: P. Herrero

El Refugio 307

En el Poble-sec, el Refugio 307 es uno de los 1.300 que tuvieron que construir los barceloneses durante la Guerra Civil. Actualmente es uno de los espacios patrimoniales del Museo de Historia de Barcelona, que organiza visitas guiadas.

Museo de Historia de Barcelona
Foto: P. Navarro

El refugio antiaéreo de la plaza del Diamant

Uno de los mayores refugios que se construyeron en Barcelona durante la Guerra Civil fue el de la plaza del Diamant de la Vila de Gràcia. El Taller de Historia de Gràcia organiza visitas guiadas.

Refugio antiaéreo de la plaza del Diamant
Foto: TAVISA

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992

Para acoger los Juegos Olímpicos de verano, la ciudad se transformó. Con la Anilla Olímpica de Montjuïc como epicentro, Barcelona 92 se vivió intensamente en toda el área metropolitana.

Arxiu Fotogràfic de Barcelona
Foto: A. Lajusticia

El Fórum de las Culturas 2004

En el año 2004, Barcelona celebró el primer Fórum Universal de las Culturas, un acontecimiento de cariz internacional que profundizó en la diversidad cultural y que tuvo como sede el nuevo recinto, el Fòrum.

Archivo Municipal Contemporáneo
Foto: V. Zambrano

El distrito 22@

La zona que concentra el conocimiento en Barcelona es el proyecto de transformación urbanística más importante de la ciudad en los últimos años y uno de los más ambiciosos de Europa de estas características.

22@Network BCN

Comparte este contenido