Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria

IV Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria

Durante los doce días han participado más de 60 entidades, empresas y proyectos de economía social y solidaria.

Ha contado con unas 53.000 visitas y más de 12.200 ventas, lo que mejora los datos del año pasado.

Acaba de terminar la IV edición de la Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria, organizada por el Comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Consumo del Ayuntamiento de Barcelona.

Esta edición ha superado las cifras de años anteriores, y se han alcanzado más de 53.000 visitas y más de 12.200 ventas en las 40 casetas y puestos habilitados por más de 60 entidades, empresas y proyectos de economía social y solidaria de la ciudad.

La feria es el espacio que, por Navidad, muestra a la ciudadanía que es posible hacer consumo responsable y que la economía social y solidaria y de proximidad es ya una realidad en Barcelona. A lo largo de dos semanas, la feria muestra cómo se puede comprar y consumir de manera sostenible y solidaria durante todo el año y en todos los distritos de la ciudad.

El Espacio Consumo Responsable mejora la sensibilización

Una de las principales novedades de esta IV edición ha sido trasladar a plaza Catalunya durante los doce días de la feria el Espacio Consumo Responsable, que normalmente se encuentra en la Oficina Municipal de Información al Consumidor. Este recurso municipal, abierto el pasado mes de marzo, se encuentra en Ronda Sant Pau 43-45 bajos y su función principal es informar y sensibilizar sobre cómo facilitar y materializar la práctica de un consumo responsable, así como potenciar el trabajo en red de los agentes que lo promueven.

Durante estos más de diez días, la ciudadanía ha podido recibir información personalizada y disfrutar de una programación de actividades para poder conocer, más y mejor, la manera de consumir de manera más ética y responsable. Ha actuado como altavoz de iniciativas, y se han ofrecido juegos, talleres, teatros y proyecciones con el fin de animar al consumo responsable desde el disfrute. En este espacio se ha atendido a una media de 75 personas al día. Una tarea que se ha visto complementadas con las actividades de la carpa del Consumo Responsable donde, todos los días, a las 12 y a las 18 horas, se han llevado a cabo actividades teatrales y musicales dirigidas al público familiar. Entre estas actividades destacan las de la cooperativa de jóvenes Recooperem, el desfile de moda del proyecto Diambaar de la cooperativa Diomcoop y el intercambio «Libros que importan», organizado por Atrapavientos, un nuevo concepto de intercambio de objetos de aprecio emocional que crean vínculos e historias en torno a la cultura y el consumo.

Como en las anteriores ediciones, las entidades y los proyectos que participan en la feria han programado actividades en las propias casetas para hacer efectivo su compromiso de conseguir un retorno social y cooperativo a la ciudad.

IV Feria de Consumo Responsable y de Economía Social y Solidaria

Durante los doce días han participado más de 60 entidades, empresas y proyectos de economía social y solidaria.

Ha contado con unas 53.000 visitas y más de 12.200 ventas, lo que mejora los datos del año pasado.

Comparte este contenido