Jardines de Miquel Martí i Pol

Volver

  • None
  • None
  • None
  • None
  • None

Los jardines son una isla verde que rodea el Museo Can Framis y la Fundación Vila Casas. Se diseñaron como la recreación de un bosquecillo aleatorio, repleto de álamos, chopos y encinas. Un bosquecillo menudo y apretado, que cada primavera se despierta recubriendo de verde las copas arbóreas y de flores la superficie. Como un poema imprevisto, los jardines regalan a los peatones un recital cromático, un poema floral de azules, amarillos, rojos, morados y lilas. Un jardín, como la poesía, frágil y fugaz, del que podemos recoger el mejor verso durante el breve suspiro que va entre abril y mayo.

Historia

Can Framis era un importante centro fabril textil en el Poblenou, dedicado a la manufactura de la lana. Los jardines fueron diseñados durante la intervención para rehabilitar la antigua hilatura que debía acoger el recinto museístico de la Fundación Vila Casas, de lo que se encargaron los arquitectos Jordi Badia, Jordi Framis y EMF (Estudio Martí Franch, paisajismo).
El diseño del jardín, obra del estudio BAAS Arquitectura, de Jordi Badia y Jordi Framis, surgió simultáneamente a la intervención para rehabilitar las naves del antiguo recinto fabril de Can Framis. Su proyecto de ajardinamiento de los entornos del museo fue finalista de la sexta edición del Premio Europeo de Paisaje Rosa Barba y también del Concurso Public Space European Space, ambos certámenes celebrados en 2010.

Biodiversidad

Este bosque breve y delimitado lo integran decenas de álamos (Populus alba), chopos negros (Populus nigra) y encinas (Quercus ilex). Imitando el bosque de ribera, se agrupan en pies de dos o tres piezas, que crecen aleatoriamente y sin orden aparente, tal como un poema de verso y rima libres.
El premeditado desorden arbóreo camufla el edificio del museo. Los visitantes se sumergen en el jardín por diferentes rampas de acceso. Un pequeño rompeolas natural, contra el que rompen las olas verdes de la hiedra (Hedera helix), tapiza toda la superficie. La disposición ondulada de los parterres genera diferentes niveles y acentúa la sensación de lámina verde ondulante.
Al lado de la hiedra, encontramos plantas bulbosas; la que tiene más presencia es el lirio de Navidad (Narcissus jonquilla tazetta). También se pueden contemplar las campánulas azules de los jacintos de los bosques (Hyacinthus hispanica), el brezo de mar (Frankenia laevis), la cola de gato (Bulbine frutescens), la flor del infierno (Lycoris radiata) o el Osmanthus bicolor. También hay plantas vivaces y rizomáticas, como el Arum italicum, que acumula las flores en gajos de color naranja y rojo y que emite calor al florecer. Finalmente, encontramos la Sternbergia lutea, varias variedades de iris (Iris spurea var maritima, Iris formosana e Iris umbicularis) y las flores del amor (Agapanthus peter pan).

Paisajismo y diseño

Los jardines de Miquel Martí i Pol son una pequeña masa verde, ligeramente hundida, que envuelve y oculta el edificio del Museo Can Framis. El espacio tiene vocación de bosque amable que invita al paseo.
Durante los meses de abril, mayo y antes de junio, los visitantes encuentran la alfombra de hiedra, que tapiza un espacio repleto de azules, amarillos, rojos, morados y lilas procedentes de la floración de las plantas bulbosas y vivaces que crecen entre la hiedra.

Arte y arquitectura

El edificio del Museo Can Framis se ordena en un conjunto arquitectónico de tres naves, dos recuperadas del antiguo recinto fabril textil y una tercera nave de nueva planta que las une. El conjunto genera una plazoleta interior, que es accesible únicamente mientras el museo está abierto, y se cierra por la noche. En los edificios se muestra la colección de arte de la Fundación Vila Casas, de piezas de arte de la segunda mitad del siglo XX.
Unos grandes alcorques circulares delimitan el área ajardinada de este espacio de acceso al recinto museístico. Uno de estos contiene una gran escultura metálica de colores oxidados, inspirada en el infierno de Dante. La escultura, de Jaume Plensa, lleva por nombre Dell’ Arte. A sus pies hay plantada una Berberis thunbergii var atropurpurea enana, que se caracteriza por su coloración rojiza durante el otoño.

Traductor de google :
Dirección:
C Llacuna, 121
Distrito:
Sant Martí
Barrio:
el Parc i la Llacuna del Poblenou
Ciudad:
Barcelona
Titularitat:
Centro público

Espai obert. No es tanca.

Dirección
C Llacuna, 121

Comparte este contenido