Jardines del Campo de Sarrià

Volver

  • None
  • None
  • None
  • None

El silencio del espacio es el contrapunto al griterío que durante muchas tardes de domingo se escuchaba en la zona.

El silencio del espacio es el contrapunto al griterío que durante muchas tardes de domingo se escuchaba en la zona. Los ligeros desniveles del espacio ajardinado ya no permiten demasiadas regados enlucidos y el área de medio campo donde hacer el disparo inicial ha cambiado el césped por arena. El campo de fútbol de la carretera de Sarrià del Reial Club Deportiu Espanyol ya no está. Pero, si nos fijamos bien, encontraremos pequeños detalles que parecen resistirse a olvidar el reciente pasado futbolístico de este espacio ahora ajardinado.

Historia

La zona donde se levantó el estadio del Reial Club Deportiu Espanyol era conocida como la Manigua de Can Ràbia. Antes de que la zona fuera urbanizada este espacio formaba parte de una gran superficie verde de lo que era el Turó Park que se extendía hasta las actuales vías de la avenida de Sarrià, la ronda del General Mitre y la vía Augusta. La frondosidad del espacio y la profusión de verde y arbolado hacían de este lugar uno de los más visitados por los ciudadanos.

A principios de la década de los veinte (SXX), la finca de Can Ràbia fue adquirida por el Reial Club Deportiu Espanyol para la construcción de su primer estadio de fútbol. Estadio que tomó el nombre de la carretera que unía el municipio de Sarrià con la ciudad de Barcelona. El estadio se inauguró el 18 de febrero de 1923 con un aforo más pequeño de lo inicialmente previsto para que la empresa constructora quebró. Así el estadio sólo tenía capacidad para 10.000 espectadores y no pertenecía al club. Con los años el Espanyol logró hacerse con la titularidad del estadio y fue ampliando las instalaciones durante los años 40 y 50 y 60. Fue en esta última década que jugaron Ladislao Kubala y Alfredo Di Stefano.

El estadio de la carretera de Sarrià fue una de las sedes deportivas del Mundial de Fútbol de 1982 donde se jugó distintos partidos de la Segunda fase con algunas de las mejores selecciones como Argentina, Brasil e Italia. En 1992 el estadio fue también el escenario de algunos de los partidos de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

En los años 90, la elevada deuda del club obligó a promover una operación inmobiliaria que tenía como objetivo saldar dicha deuda y buscar un nuevo espacio para la construcción de una nueva sede deportiva. El estadio de la carretera de Sarrià vivió su último partido de fútbol el 21 de junio de 1997. Tras pasar de forma provisional de algunas temporadas jugando en el estadio Olímpico de Montjuïc el club inauguró el nuevo estadio de Cornellà-El Prat el año 2009.

Biodiversidad

El recorrido curvilíneo por el camino central lo haremos a la sombra de tilos (Tilia x euchlora). La mayoría del arbolado que encontraremos en el interior de la plaza es de hoja caduca con la excepción de 4 encinas (Quercus Ilex) que encontramos en un extremo de los parterres y, en el otro extremo, un olivo y un roure (Quercus coccifera). En el resto de los parterres que se generan a partir de los senderos asfaltados que recorren el espacio hay plantadas jacarandas (Jacaranda mimosifolia), árboles del amor o de Judas (Cercis siliquatrum) y ciruelos de hoja roja (Prunus cerasifera var. Atropurpurea ). Rematando el jardín, en lo alto del todo, tres ejemplares de palmera (Phoenix dactilifera) completan el conjunto arbóreo de este espacio. El resto de la vegetación es una pradera de césped de clima cálido con una presencia arbustiva prácticamente nula lo que le confiere una calidad de espacio diáfano. Los mismos edificios que rodean el jardín actúan como pantalla acústica que amortigua el ruido de fondo del tráfico de las calles adyacentes sin necesidad de que el verde actúe como pantalla que aminore el ruido.

Paisajismo y diseño

Los peatones que no quieran atravesar el sinuoso recorrido de caminos asfaltados que recorre el jardín pueden hacerlo por los dos calle junto a las fachadas de las casas, a ambos lados del parque que lo atraviesan en sentido de mar a montaña. Allí podrán apreciar la altura y tamaño de los chopos (Populus nigra). Comenzando desde el pasaje de  Ricard Zamora,, otro de los indicadores del pasado futbolístico del lugar, surgen senderos que, bordeando los diferentes parterres, comunican el espacio longitudinal y transversalmente. Pequeños taludes van superando el desnivel del terreno cuando vamos subiendo en dirección hacia la ronda del General Mitre, en la parte superior del jardín. Estos taludes van generando diferentes plazoletas con bancos. La más elevada de estas permite dominar el espacio con desde una pequeña rotonda de arena rodeada de bancos.

Traductor de google :
Dirección:
Ptge Ricard Zamora, 5
Distrito:
Sarrià-Sant Gervasi
Barrio:
les Tres Torres
Ciudad:
Barcelona

Horarios

Secciones de este equipamiento

Acces principal passatge de Ricard Zamora. Accés des del la Ronda del General Mitre.

Dirección
Ptge Ricard Zamora, 5

Comparte este contenido