Vivero Municipal de Plantas Tres Pins

Volver

  • Viver Municipal de Plantes Tres Pins - Febrer 2015
  • Viver Municipal de Plantes Tres Pins - Febrer 2015
  • Viver Municipal de Plantes Tres Pins - Febrer 2015
  • Viver Municipal de Plantes Tres Pins - Febrer 2015
  • Viver Municipal de Plantes Tres Pins - Febrer 2015

Es un espacio verde poco corriente y de una belleza insospechada. Recorrerlo permite conocer el lugar del que proceden, desde hace un siglo, las plantas que ajardinan los espacios verdes de Barcelona y descubrir que un vivero puede ser, a su vez, un bonito jardín.

Se encuentra en la vertiente noroeste de la parte alta de Montjuïc, donde el terreno se ha aprovechado para formar terrazas y taludes dedicados a la reproducción y conservación de plantas destinadas a ajardinar Barcelona.
En la parte más antigua del vivero hay invernaderos, umbráculos y espacios dedicados a los procesos de enmacetado y, en la parte nueva, hay grandes terrazas donde se acumulan las plantas y también parcelas dedicadas a la experimentación.
En el Vivero Tres Pins se producen anualmente cerca de 225.000 plantas arbustivas y vivaces a partir de esquejes y semillas, como pitósporos, crasuláceas, hiedras, esparragueras y ligustros, entre otras especies. También hay dos túneles: uno, destinado a producir plantas y, el otro, a guardar excedentes.

Historia

A principios del siglo XX, este lugar era un merendero denominado la Font dels Tres Pins —fuente que todavía brota en el interior del vivero—, donde se reunían las familias para pasar un día al aire libre o celebrar fiestas populares, como el entierro de la sardina. En torno a los años veinte se creó un espacio destinado a proveer Barcelona de plantas para la Exposición Universal de 1929. Posteriormente, se convirtió en el primer vivero municipal dedicado a la producción de plantas destinadas a las zonas verdes de la ciudad, y actualmente es el único que queda en Barcelona.

Biodiversidad

La variedad de especies de plantas que se pueden encontrar en este lugar es muy amplia, teniendo en cuenta que se almacenan las destinadas a los espacios verdes de Barcelona. Hay, sin embargo, otra vegetación que debe destacarse, y es la que propiamente ajardina el Vivero Tres Pins.
En la parte más antigua del vivero hay grandes ejemplares de palmera canaria (Phoenix canariensis), de ailanto (Ailanthus altissima), de morera (Morus alba), de laurel (Laurus nobilis), de acacia (Robinia pseudoacacia), de ciprés (Cupressus sempervirens) y de olmo (Ulmus pumila). Destacan, por su rareza, dos árboles: un Ulmus sieboldii y un zumaque americano (Rhus typhina) y, por sus dimensiones, un pitósporo (Pittosporum tobira) realmente gigantesco.
Los árboles que ornamentan los parterres ataludados de la parte nueva del vivero son una buena muestra de los que hay en las calles y en los parques de Barcelona. Encontramos pinos piñoneros y blancos (Pinus pinea y Pinus halepensis), encinas (Quercus ilex), palo rosas (Tipuana tipu), sóforas (Sophora japonica), plataneros (Platanus x hispanica), ciruelos rojos (Prunus cerasifera atropurpurea), sauces (Salix babylonica), almeces (Celtis australis), acacias (Robinia pseudoacacia) y ginkgo (Ginkgo biloba), entre otros.

Paisajismo y diseño

Si la parte más antigua del Vivero Tres Pins todavía conserva el encanto de los viveros repletos de plantas y con albercas para el riego de la primera mitad del siglo XX, la parte nueva, mucho más extensa, tiene una estructura regular y ordenada que va ascendiendo montaña arriba. Parece un jardín.
Una carretera ancha serpentea entre las sucesivas terrazas de almacenaje de plantas, muy grandes y rematadas con taludes cubiertos de césped, donde crecen árboles de especies muy variadas.
Los árboles de los taludes y los tiestos con plantas que llenan las terrazas, sobre todo si se trata de especies de flor, ofrecen al visitante un espectáculo colorido y muy vivo, realmente vistoso.
En el Vivero Tres Pins, los sistemas tradicionales de riego han dado paso a otros más sostenibles. El agua de la red se ha cambiado por agua del nivel freático de Barcelona. Las aguas del subsuelo se bombean hasta el Vivero Tres Pins desde la captación que hay en La Rambla. El Vivero Tres Pins también es el punto de almacenaje y distribución del agua del subsuelo para el riego de otros parques y jardines de la montaña de Montjuïc.

Arte y arquitectura

Hacia la mitad, aproximadamente, de la parte nueva del vivero, hay una pequeña franja en el camino llena de contenido. Se la denomina Jardín de Petra Kelly, en homenaje a esta ecologista alemana, una de las fundadoras, en 1979, del partido de los verdes. Subiendo, a la derecha, hay una pequeña bola de terracota abrazada por una figura femenina, del mismo modo que Petra Kelly abrazó la causa de la Tierra. Fue colocada en este lugar el Día de la Tierra de 1993 y, detrás, se plantó el árbol preferido de Kelly: un cerezo.
Justo en frente, en el otro lado del camino, hay un pequeño monolito de piedra dedicado al escultor Joseph Beuys, también alemán, que incorporó los principios de la ecología a su obra. El monolito está acompañado por una encina detrás y, al lado, por uno de los árboles más valiosos, por edad y rareza, del Vivero Tres Pins: un Melaleuca nesophila de unos 500 años aproximadamente.

Traductor de google :
Dirección:
Av Miramar, 2
Distrito:
Sants-Montjuïc
Barrio:
El Poble-sec
Código postal:
08038
Población:
Barcelona
Titularidad:
Centro público
Dirección
Av Miramar, 2

Comparte este contenido