Vive Sant Jordi 2019

  • Dos chicas, en la calle, con un ramo de rosas rojas en las manos, sonríen
  • Una niña, acompañada de otra niña y un niño, pasea con una rosa en la mano
  • Dos chicos de espaldas, abrazados, pasean por La Rambla
  • Una florista prepara un ramo de rosas en un puesto en la calle
  • Calle llena de personas que pasean, y un ramo de rosas en primer plano
  • Personas miran libros en un puesto en la calle
  • Una autora firma un libro en un puesto en la calle mientras una niña, sentada sobre la mesa, la mira
  • Un padre aguanta una bicicleta con un ramo de rosas en la cesta, donde ha sentado a su hija
  • Un ramo de rosas rojas sobresale entre una multitud de gente en la calle

Una fiesta popular es, por definición, una fiesta que se vive en la calle. Si eso es siempre así, todavía lo es más el 23 de abril, día en el que miles y miles de personas salen a pasear para disfrutar de una de las festividades más intensas, especiales y bellas del año. Consulta todas las actividades del día de Sant Jordi.

En este día no hay que ir a la librería para ver libros. En todas partes, en cualquier esquina, en cualquier calle, miles de libros ocupan vías y plazas. La arteria principal de la fiesta es La Rambla, repleta de estands y autores firmando sus últimas obras, pero las librerías de cada barrio también salen a la calle para que la mejor oferta literaria inunde Barcelona. Mientras tanto, las floristas dibujan Barcelona con todos los colores de la primavera y los enamorados se regalan rosas como gesto de amor en mayúsculas. Los pasteleros hacen caballeros y dragones de chocolate y los panaderos, deliciosos panes de queso y sobrasada con los colores de la bandera. Cada uno hace su gesto para que tú puedas hacer los tuyos.

Sant Jordi es cultura, flores, amor y participación ciudadana. Y del mismo modo, Barcelona, ciudad abierta, inclusiva y participativa, es Sant Jordi.

El libro y la rosa

Sant Jordi es la fiesta de los gestos. Gestos en forma de libros y rosas para las personas que más queremos.

Esta tradición catalana nació a principios del siglo XX, cuando el Gremio de Libreros y la Cámara Oficial del Libro establecieron esta fecha para conmemorar que el 23 de abril murieron los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes y Garcilaso de la Vega. Esta también es la fecha en que nacieron, o murieron, escritores reconocidos como Josep Pla, Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov o Manuel Mejía Vallejo. Desde 1996, la Unesco ha declarado que esta tradición ha pasado a ser mundial y se ha convertido en el Día Internacional del Libro y de los Derechos de Autor.

La fuerte tradición literaria de Barcelona y el compromiso de la ciudad con las letras ha supuesto su inclusión dentro de la Red de Ciudades Creativas Unesco como Ciudad de la Literatura. La designación implica un reconocimiento mundial del sector literario y de la literatura barcelonesa.

La rosa, por su parte, responde al desenlace de la leyenda y las hay de todos colores, que simbolizan diferentes estados de ánimo y sentimientos hacia las personas. La roja es una señal de amor y cariño, y es la rosa más regalada este día.

 

 

Participación ciudadana

Sant Jordi es cultura, flores, amor y participación ciudadana. Y del mismo modo, Barcelona, ciudad abierta, inclusiva y participativa, es Sant Jordi. Ninguna fiesta une a las barcelonesas y los barceloneses con su ciudad como este día. 
 

Comparte este contenido