Barcelona cultura

Blog

Clàudia Cedó: "El teatro debe ser un lugar abierto, un espacio de libertad que represente las voces de todos"

Vie 02/02/2018 | 14:47 H

Por Andreu Gomila

Es de Banyoles y, para muchos, la autora del momento, la dramaturga ascendente de quien se esperan muchas cosas. Pero Claudia Cedó tiene un proyecto de vida que se llama Escenaris Especials, un proyecto de teatro comunitario que es, en Europa, una de las tendencias del teatro del momento. Porque el teatro puede ser mucho más que un mero entretenimiento. Dejemos que hable ella.

Qué importancia tiene Escenaris Especials en tu manera de crear?
Toda. Llevo más de diez años haciendo teatro con las actrices y los actores de Escenaris Especials, y me han enseñado muchas cosas. Como por ejemplo que cada uno de los actores a quienes te toca dirigir es diferente. Y necesitan que te comuniques con ellos de una manera concreta. Para hacerles llegar el sentimiento que tú querías transmitir con aquellas palabras. Encontrar referentes comunes, y hacerlo con toda clase de personas. También me han enseñado a pensar historias con protagonistas que se sienten diferentes, poco integrados en la sociedad, y que buscan desesperadamente la manera de sentirse comprendidos.

Por qué decidiste levantar un proyecto como este?
Creo firmemente que el teatro debe ser un lugar abierto, un espacio de libertad que represente las voces de todos. No para hacer una labor social. Sino porque es interesante y enriquecedor para una sociedad y su cultura escuchar todos los rincones de sus calles: una mujer que gana mucho dinero; una mujer que no gana nada; un hombre de 50 años homosexual con Asperger; una mujer de 30 que quiere ser madre pero no puede porque tiene una discapacidad; un joven con Síndrome de Down, enamorado;, la hija de un hombre que está superando el alcoholismo... Mil historias que están allí, que existen y de las que los dramaturgos debemos hablar. Y por otro lado, pienso que los actores y las actrices de EE tienen derecho a subir al escenario y dar su opinión, hablar del tema que quieran.

El teatro olvida demasiado a menudo su función social?
Sí. Pero a mí me pasa que no me gusta hacer obras-pancarta. Obras que intenten aleccionar al espectador. Creo que al final, nosotros tenemos que contar historias. Historias que reflejen el entorno en que vivimos, pero que también emocionen y tengan ritmo y funcionen a nivel dramático. Sino, haría documentales. A mi me gusta la ficción. Pero haciendo ficción, con los actores de EE, por ejemplo, ya estamos haciendo una función social en realidad. Porque permitimos que personas con una discapacidad, con autismo, con esquizofrenia, con una enfermedad mental, con parálisis cerebral, o superando una drogadicción (en riesgo de exclusión social) hablen de los temas que quieren hablar.

De qué manera crees que incide en los espectadores?
El teatro crea referentes. Crea lianas a las que agarrarnos cuando nos pasa algo. Las ficciones actuales, el teatro, el cine, nos ayudan a construir nuestro imaginario y estructurar nuestros esquemas cognitivos. Cuanto más amplio sea el abanico representado en las películas y en las obras de teatro, más gente se verá reflejada y querrá pagar una entrada. Es liberador sentir que lo que te pasa ya le ha pasado a alguien antes. Es una manera de compartir el dolor y el deseo y el amor, una manera de sentir que perteneces a un grupo. Y, por tanto, debemos permitir que todas las personas puedan identificarse con nuestras historias.

Esta temporada eres la dramaturga residente de la Beckett. Como lo estás viviendo?
Lo estoy viviendo con una ilusión y una emoción muy grandes! Es una oportunidad tan bonita! Yo salgo del teatro amateur, de Banyoles, llevo haciendo teatro desde que tenía 10 años. Gracias a Joan Solana, que creó el Aula de Teatre de Banyoles, una escuela de teatro municipal gratuita donde tuvimos profesores como Albert Olivas, que me hizo querer el teatro, o Xicu Masó, un lujo tenerlo de profesor de teatro con 15 años. La Sala Beckett es un espacio brutal con un equipazo que te acoge y te permite arriesgar, algo tan preciado por los autores. Me han dado total libertad creativa y me han permitido hablar de lo que tengo dentro de mí, ahora mismo.

Cuando estrenaste 'Tortugas', pensabas que ahora estarías aquí?
No! Ha sido una suerte encontrar las personas que he encontrado con esta producción y en general en el mundo teatral de Barcelona! La Sala FlyHard, que te acoge como si estuvieras en casa y han hecho un trabajo inmenso de hormiga apostando por dramaturgos de aquí, compañías de teatro independiente que luchan cada día para contar las historias que quieren contar, la asociación Barcelona Playwrights que trabaja para potenciar la dramaturgia catalana... Y ahora la Sala Beckett! Te das cuenta que te vas encontrando con personas que han hecho otro recorrido diferente al tuyo, pero muy parecido en realidad. Yo he ido queriendo el teatro desde pequeña, y esta pasión por contar historias y para compartirlas con el público y emocionar... Lo puedes aprender en una u otra escuela, pero es el mismo sentimiento.

Como definirías a tus personajes?
Me gustan los protagonistas frágiles y fuertes a la vez, que dudan, que están buscando su lugar en el mundo, que se sienten como un pulpo en un garaje. Y me gustan los personajes que se enamoran, de otros o de un empleo o de una pasión... Pero que lo dan todo, que se arriesgan por aquello en lo que creen. Personajes románticos, que se rebelan contra algo gigante, aunque sean minúsculos, y que aprenden algo en su viaje.

De dónde te viene esa inclinación a tramas en que la ciencia tiene un papel muy importante?
He estudiado Psicología y en teoría es una carrera de ciencias... Teníamos muchas asignaturas de la rama científica, como neurología, biología, genética... Siempre me ha interesado mucho la física cuántica, no sé por qué! Me atrae pensar que existen universos paralelos e intentar entender algo tan complicado como el universo o la relatividad temporal me parece apasionante. Me encantan las historias que te ponen un físico o un biólogo en escena, porque encuentro que los científicos tienen una forma de pensar, unas estructuras mentales, muy cercanas a las de un escritor o a las de un inventor, son personas creativas.

Con qué autores te identificas? Eres más de teatro o de otros géneros literarios y / o artísticos?
Me gusta el teatro, el cine. Me gustan autores como Billy Wilder, Charlie Kaufman, Enda Walsh, Woody Allen, directores como Spike Jones, Sofia Coppola, Michel Gondry, Akira Kurosawa, Valerie Faris, Maren Ade... De teatro me gustan mucho las historias que tienen un punto surrealista, como las de Daulte o José Sanchis Sinisterra o algunos relatos de Cortázar. Me gusta jugar con el espacio teatral situando en el mismo lugar acciones que pasan en momentos temporales diferentes. Ah! Y también me gusta mucho Ernst Lubitsch!

Cuál es la fuerza de la comedia, para ti?
Relajar al espectador y hablarle desde el corazón. No se trata de reirse del tema de fondo, sino encontrar mecanismos para descubrir el humor en cualquier situación. Porque en toda situación, aunque estés en un funeral o en un hospital, hay momento en el que reirse. Y estos momentos están llenos de humanidad, en realidad.

Comparte este contenido