Barcelona cultura

El festival

Los contenidos y temas de la programación:

Informarse, viajar, tener una conversación sobre temas de preocupación global y encontrar artistas que respondan a ellos con sus creaciones hace que un festival sea realmente relevante y, a la vez, internacional. No rehuiremos tocar aquellos temas que están más presentes en la sociedad contemporánea: las migraciones, la crisis financiera, el fundamentalismo, el feminismo, el poscolonialismo, entre otros.

Imaginamos la programación internacional del Festival como un “viaje hacia el este”. Queremos ponernos en la piel de otras ciudades y ver cómo responden a los desafíos globales.

Partiendo de Grecia y el Mediterráneo, en el 2018 realizamos nuestra ruta de la seda en busca de “nuevas especias”, y el Grec 2019 viajó desde Australia hasta los Estados Unidos, con Nueva York como destino. La tensión entre el mundo de las pasiones y la civilización urbana es la que nos inspiró para buscar buenos espectáculos. En un estraño 2020, recorrerimos Latinoamérica en colaboración con los principales festivales de esta zona del mundo buscando una relfexión sobre la vida y la muerte, nuestros miedos y el mundo espiritual.

El viaje continúa en el 2021, inspirándonos en África, un continente joven, contemporáneo, lleno de luz y de color, que encontramos muy cerca de nosotros. Quedará pendiente el retorno a Europa con el bagaje de todo lo que hemos aprendido en un momento de profunda transformación del continente.

Esta ruta la haremos desde nuestra mirada, sin nunca dejar de ser de donde somos: de Barcelona, de Cataluña, del Mediterráneo, compartiendo historia con España y con Europa. Queremos acercarnos a artistas a partir de sus formas de entender el mundo.

Un festival es como una cumbre. Forma parte de un paisaje, de un sistema, de un tejido. Es un momento excepcional que está conectado con la vida artística de la ciudad, que enlaza con lo que ocurre el resto del año, que sirve de ventana para mostrar todo lo que se ha ido cociendo y que dialoga con su talento, con su ciudadanía y con sus preguntas. Nos gusta imaginar nuestro Grec, más que como una fiesta, como una celebración, un momento esperado, un acontecimiento, un instrumento de reflexión, de cambio y de transformación, un cajón de sorpresas y, sobre todo, una experiencia para ser vivida. Un Grec popular, apreciado, reconocido, querido, estimulante.

Francesc Casadesús
Director
GREC Festival de Barcelona

Comparte este contenido

Compra de entradas