Acuerdo entre entidades y grupos políticos para que el 30 % de las nuevas viviendas sean protegidas

La medida impulsada por las entidades que defienden el derecho a una vivienda digna y adecuada para destinar el 30 % de la nueva construcción y las grandes rehabilitaciones a vivienda asequible cuenta con el apoyo de la mayoría de los grupos políticos municipales. El acuerdo, así, se podrá aprobar en el Pleno municipal del 28 de septiembre.

19/09/2018 18:04 h

Ajuntament de Barcelona

Los representantes de los grupos municipales que han apoyado la medida han comparecido con los portavoces del grupo promotor, formado por la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona (FAVB), la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), el Observatorio DESC, la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible (ABTS) y el Sindicato de Arrendatarios.

La iniciativa, que implica al sector privado, afectará tanto las nuevas edificaciones como las grandes rehabilitaciones, siempre que superen los 600 metros cuadrados. Por lo tanto, se corresponsabilizará a los promotores inmobiliarios privados a la hora de garantizar el derecho a un hogar digno y adecuado.

La reserva del 30 % supone la ampliación del parque público de vivienda, especialmente en los barrios céntricos que más sufren la especulación inmobiliaria y la gentrificación, y donde la falta de solares dificulta la construcción de pisos protegidos. La medida va acompañada de la declaración de toda la ciudad como área de tanteo y retracto, a fin de que el Ayuntamiento pueda adquirir de manera preferente solares y edificaciones, entre los cuales se encontraría este 30 % de vivienda protegida, para ampliar el parque de vivienda pública.

Se prevé que con la reserva del 30 % se incorporen al parque de vivienda asequible unos 330 pisos cada año, una cifra que contribuiría a contrarrestar las subidas abusivas de los precios del alquiler, que dificultan la preservación de los tejidos vecinales.

La modificación del Plan General Metropolitano para implementar la medida se debate hoy en la Comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad, antes de trasladar la votación definitiva al Pleno municipal, en el que se espera que se apruebe con la mayoría de los grupos políticos municipales que ya han manifestado el apoyo a la iniciativa. Una vez superados estos trámites, la aprobación definitiva se produciría en el marco de la Subcomisión de Urbanismo de Barcelona.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas