Alencop: una cooperativa inclusiva, sostenible y transformadora

En el año 2015 un grupo de personas de diferentes nacionalidades del África subsahariana decidieron crear Alencop, una cooperativa que garantizara unas condiciones de trabajo y de vida dignos para el colectivo dedicado a la recogida y correcta gestión de chatarra y electrodomésticos en desuso. El proyecto es un ejemplo de nueva industria, limpia y sostenible, y de dinamización de polígonos de la ciudad, con la nueva sede en el Bon Pastor.

25/04/2018 16:45 h

Ajuntament de Barcelona

Nueva industria

Actualmente Alencop ofrece un servicio gratuito de recogida a domicilio de chatarra y aparatos eléctricos y electrónicos en los distritos de Sant Martí, Sant Andreu y en tres barrios de L’Eixample (Dreta de l’Eixample, el Fort Pienc y la Sagrada Família). Las nuevas instalaciones les permitirá ampliar el radio de actuación a los distritos de Sants, l’Esquerra de l’Eixample y la mitad de Nou Barris.

La iniciativa se enmarca en el Plan de Barrios del Bon Pastor y Baró de Viver, que incluye un plan de acciones específicas para dinamizar el polígono utilizando las naves sin uso para proyectos cooperativos y de economía verde y circular, y también forma parte del Plan de Desarrollo Económico del distrito, que tiene en la reindustrialización no contaminante y transformadora uno de los principales motores.

Economía social y cooperativa

Con el objetivo de alargar el ciclo de vida de los electrodomésticos, se pone en marcha un nuevo servicio de reparación de aparatos electrónicos para hacer posible su reutilización. Una vez reparados, se comercializarán en la nueva tienda de aparatos de segunda mano, que en breve tendrá una versión en línea. Además, se está adecuando un espacio donde la ciudadanía podrá reparar sus electrodomésticos con las herramientas y el asesoramiento de los expertos de Alencop.

El año pasado la cooperativa realizó 110 recogidas mensuales, con una media de 66 kilogramos por recogida, y está pendiente de que se tramite la licencia de gestión de residuos para poder tratarlos y desguazarlos, tareas que actualmente se llevan a cabo en plantas de reciclaje.

Más allá del impacto en la sostenibilidad medioambiental del territorio, el objetivo de la cooperativa es favorecer la integración social y la capacitación económica de las personas en situación de vulnerabilidad. Alencop regulariza la situación de sus miembros mediante contratos de trabajo, además de satisfacer sus necesidades básicas, de vivienda y formación.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas