Alianza con ciudades italianas para seguir rescatando personas en el Mediterráneo

Hace un mes que el barco de Proactiva Open Arms se encuentra retenido en el puerto de Barcelona, privado de llevar a cabo su tarea de salvamento marítimo. El trabajo del Ayuntamiento para cambiar la situación ha llevado a la alcaldesa, Ada Colau, a Roma para reunirse con representantes de diferentes ciudades italianas, acompañada de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteva.

09/02/2019 15:12 h

Redacció

El encuentro, al que han asistido las ciudades italianas de Milán, Nápoles, Bolonia, Siracusa, Latina y Palermo, así como ONG de salvamento marítimo, ha servido para tratar el cierre de los puertos europeos del Mediterráneo y el bloqueo de las embarcaciones de rescate de diferentes ONG que, como el Open Arms, han recibido una denegación administrativa por desarrollar las tareas de salvamento marítimo humanitario. Los otros barcos afectados por esta orden son el Aita Mari y el Sea Watch.

Esta situación ha llevado a las ciudades implicadas en la defensa de los derechos humanos y el derecho a la vida de las personas migradas a explorar una estrategia conjunta y consensuar una actuación unitaria de emergencia y hacer frente a los efectos del apagón humanitario en esta zona del Mediterráneo. Estas demandas están recogidas en el manifiesto Llamamiento de alcaldes y alcaldesas para salvar Europa de sí misma.

El Open arms, anclado en el puerto de la ciudad

El barco de Proactiva Open Arms está bloqueado en el puerto de Barcelona desde el 8 de enero, en que tendría que haber salido en dirección a la zona de Libia para continuar su tarea humanitaria de observación y rescate. No obstante, el Ministerio de Fomento, a través de Capitanía Marítima, denegó el permiso a la embarcación esgrimiendo el incumplimiento de la normativa marítima.

Etiquetas asociadas a la noticia