Aprobación de la nueva Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)

04/04/2019 15:39 h

Assesoria d'Habitatge Compartit per a Joves

El pasado 6 de marzo de 2019  entró en vigor la última reforma de Ley de Arrendamientos Urbanos, que contempla las siguientes novedades:

Duración del contrato

Se establece una prórroga obligatoria de cinco años para contratos de alquiler de vivienda habitual y permanentes, y siete años en el caso que la propietaria sea una empresa. La prórroga legal del artículo 10,  una vez pasados los cinco primeros años, o siete si el propietario es una empresa, pasa a ser de tres años.

Resolución del contrato por necesidad de la vivienda

Volvemos a la regulación anterior al 2013. El propietario puede resolver el contrato de manera anticipada por necesidad de la vivienda, sólo si la cláusula figura expresamente en el contrato.

Venta de la vivienda arrendada

El adquirente de una vivienda arrendada tendrá que soportar el arrendamiento hasta la finalización de la prórroga obligatoria (cinco años o siete años, si la persona arrendadora era una empresa), sin necesidad de que el arrendamiento conste en el Registro de la Propiedad.

Limitaciones de garantías adicionales

La reforma limita a dos meses de renta, las garantías adicionales a la fianza que puede pedir al arrendador/a.

Cláusula de actualización de la renta

El incremento producido como consecuencia de la actualización anual de la renta no podrá exceder del resultado de aplicar la variación porcentual experimentada por el Índice de Precios al Consumo a fecha de cada actualización.

Gastos del contrato de alquiler

En el apartado de los gastos, la nueva ley prevé, que si la propietaria de la vivienda es una empresa, los gastos pasarán a ser abonados por ésta.

Impuesto de Transmisiones Patrimonial (ITP)

La nueva ley también modifica el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). A partir de ahora los contratos de arrendamiento de vivienda habitual quedarán exentos de pagar este impuesto.

Esta reforma vuelve a adoptar las medidas que se tomaron el pasado diciembre de 2018 y que fueron derogadas el 23 de enero de 2019, tal como ya os informamos el pasado 6 de febrero mediante la noticia “Los contratos de alquiler vuelven a tener una duración de 3 años”.

Tener claras las fechas de la entrada en vigor y la derogación de las diferentes reformas de la ley es muy importante para saber si nos aplican la normativa correcta, ya que nuestro contrato se regulará para la ley en vigor en el momento de la firma.

Así tenemos que tener presente que:

– Los contratos firmados entre el 19 de diciembre de 2018 y hasta el 23 de enero de 2019, tienen una duración cinco años, siete si el arrendador es una empresa,  y disfrutarán de todas las novedades del Decreto Ley 21/2018, de 14 de diciembre.

– Los contratos firmados del 24 de enero de 2019 hasta el 5 de marzo de 2019, vuelven a ser regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos del 2013, que establecía una duración de 3 años en los contratos de alquiler.

A partir del 6 de marzo de 2019, los contratos vuelven a tener una duración de cinco años, siete años en caso de que el arrendador sea una empresa, y disfrutan de todas las novedades antes expuestas.

Recordad que, ante dudas de cualquier clase vinculado con el alquiler de un piso o de una habitación, podéis pedir cita previa con la Asesoría de Vivienda compartida para jóvenes contactando con cualquier Punto infoJOVE de la ciudad.

Etiquetas asociadas a la noticia