Aprobado el decreto por una contratación pública más sostenible

La aprobación por decreto de las medidas de contratación pública sostenible establece un nuevo marco de relación entre el Ayuntamiento y las empresas proveedoras que estimula mejoras de las condiciones laborales de los trabajadores de estas empresas, apoya a las pymes e impulsa la economía social y cooperativa.

30/04/2017 09:59 h

Ajuntament de Barcelona

El decreto da seguridad jurídica y validez legal a los criterios de la Guía de contratación pública local, elaborada con la participación de los agentes económicos y sociales de la ciudad. La gran novedad del decreto es el requisito de que las empresas adjudicatarias tengan una contratación laboral estable e indefinida, con salarios dignos para sus trabajadores y medidas a favor de la conciliación laboral o familiar, además de la subrogación obligada de la plantilla en caso de cambio de contratista.

El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha afirmado que la contratación pública es una herramienta de política económica que va mucho más allá de la adquisición de bienes y servicios y permite ejercer una política laboral más justa. Pisarello ha señalado: “No podemos cambiar las leyes que pertenecen al ámbito estatal, pero sí premiar a las empresas que hacen contratos indefinidos o a las empresas que paguen por encima del convenio de referencia.”

El objetivo es favorecer un nuevo modelo económico en la ciudad que promueva el tejido productivo local. Por eso se promueven medidas de fomento de la participación de las medianas y pequeñas empresas y de las microempresas y se las protege, entre otras medidas, con la garantía del pago directo por parte del Ayuntamiento al subcontratista en caso de morosidad del contratista principal.

También se pretende potenciar las empresas sociales, para lo cual se fija como condición obligatoria la subcontratación de una parte del contrato a una empresa del sector de la economía social. El decreto establece también instrucciones técnicas para aplicar los criterios de sostenibilidad con el fin de reducir el impacto de la actividad municipal en el medio ambiente. Algunas de estas instrucciones son la eficiencia en el consumo de recursos, la contratación de servicios ecológicos o la gestión ambiental de las empresas contratadas.