Apuesta firme por la economía azul

La nueva medida de gobierno de impulso a la economía azul tiene el objetivo de crear un nuevo polo económico en la ciudad, sumando competitividad económica y sostenibilidad medioambiental al sector marítimo. Para ello, se propone una estrategia con 43 medidas y 15 proyectos para que Barcelona se convierta en un referente internacional de innovación, sostenibilidad y empleo de calidad.

15/10/2021 15:13 h

Ajuntament de Barcelona

La medida de gobierno de impulso a la economía azul tiene el principal reto de preservar el ecosistema marítimo para que siga siendo un motor económico de ciudad, tanto manteniendo los sectores más clásicos (transportes, logística portuaria, náutica, pesca, industria, ciencia, turismo azul…) como fomentando los nuevos sectores vinculados al mar (biotecnología, energía marítima…) para hacer una transición hacia un modelo más sostenible y alineado con los objetivos de la Agenda 2030.

La estrategia incorpora proyectos tractor, entre los que destaca la creación de un hub de economía azul en el nuevo Puerto Olímpico, gestionado con Barcelona de Servicios Municipales, con el que se cambia radicalmente el espacio, se orienta hacia las empresas e iniciativas de sectores emergentes de la economía azul y se transforma en un polo de innovación referente de generación de nueva actividad económica y de empleo de calidad, con más de 200 nuevos puestos de trabajo vinculados al mar y a su sostenibilidad.

Transformación del puerto

Para hacerlo posible, se transformarán más de 40.000 m2 del dique de abrigo, el muelle de Gregal y el muelle de Mistral del Puerto Olímpico, de los que 8.121 se destinarán a la economía azul, entre locales para empresas, pañoles o el espacio destinado al deporte del Centro Municipal de Vela. El proyecto incluirá un nuevo centro para deportes marítimos, con el Instituto Municipal de Deportes.

También se hace una apuesta importante por la educación y la investigación, con la creación del Nodo Formativo y Tecnológico de la Náutica, un nuevo equipamiento de 12.000 m2 especializado en formación superior y capacitación profesional y de investigación, con cursos de reciclaje profesional orientados al sector de la economía azul, abiertos y gratuitos para la ciudadanía. Se ocupará de ello Barcelona Activa, que también mantiene acuerdos con empresas y fundaciones para llevar a cabo estas acciones formativas en el ámbito portuario junto con el Consorcio de Educación de Barcelona.

Barcelona Activa también pondrá en marcha un programa de emprendimiento que ayude a crear, acompañar y acelerar entre 12 y 15 empresas del sector cada edición.

La nueva medida también prevé la creación de un entorno de innovación para los sectores emergentes, denominado InnovaBlue, un programa en colaboración con el Puerto de Barcelona, la UPC, Marina Barcelona 92 y el BCN Clúster Náutico, entre otros, para preparar la candidatura KIC de la Unión Europea en este ámbito en el 2025.

El Observatorio de Economía Azul se encargará de evaluar y monitorizar el impacto económico, social y ambiental con datos sólidos.

El Distrito Azul de Barcelona

Barcelona dispone de 16,67 kilómetros de litoral en tres distritos de la ciudad: Sant Martí, Ciutat Vella y Sants-Montjuïc, que forman el Distrito Azul, para dar respuesta a los nuevos retos, atendiendo a los objetivos de París y la Agenda 2030 de la ONU, que establece como referencia para los objetivos del ámbito portuario reducir en un 50 % las emisiones para el año 2030, y los hitos de ciudad de mantener la excelencia de las aguas de baño en más del 98 % durante la temporada alta y un estado ecológico de los escollos por debajo del 1,6.

Actualmente, el sector de la economía azul ocupa, en Barcelona, a 15.806 trabajadores y trabajadoras y genera 3.826 millones de euros de facturación anual, lo que representa un 4,3 % del PIB y un 1,4 % del empleo en la ciudad.