Ayudar a los que ayudan

A las costas del Mediterráneo europeo siguen llegando personas refugiadas e inmigradas en busca de asilo, que huyen de la violencia, la miseria y la muerte. La tarea de las ONG, las entidades y de los voluntarios y las voluntarias que dedican sus esfuerzos al rescate marítimo, ante la pasividad de los estados europeos, se hace más necesaria que nunca. Por eso se ha firmado un convenio de cooperación con Proactiva Open Arms y Save the Children.

16/02/2018 18:05 h

Ajuntament de Barcelona

Ambas entidades percibirán 100.000 euros cada una para reforzar sus misiones de rescate de personas en el mar. Pero el compromiso del Consistorio va mucho más allá. La alcaldesa, Ada Colau, ha destacado la tarea “absolutamente imprescindible” de estas entidades, y ha afianzado el compromiso institucional con la acción humanitaria que realizan: “La ciudad hará todo lo que esté en sus manos para asegurar que puedan desarrollar sus actuaciones en condiciones de máxima seguridad, dignidad y reconocimiento.”

Mientras las políticas migratorias de la Europa de los estados tienden al cierre y a la externalización de las fronteras, la alcaldesa ha querido realizar un llamamiento a la otra Europa, la de las ciudades que quieren optar por la búsqueda de soluciones, para tejer una alianza con los barcos de rescate y los operadores humanitarios de frontera, tal como lo han hecho ya Barcelona y Madrid. Otras ciudades del Estado y de Italia, como Valencia, Zaragoza, Turín o Roma, también están a punto de dar el paso.

Los datos del horror

Desde septiembre del 2015 hasta la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, que se produjo en marzo del 2016, los equipos de salvamento de Proactiva Open Arms consiguieron ayudar a más de 143.000 personas a llegar a la costa, rescataron a 10.270 que viajaban a la deriva, ayudaron a 9.067 que quedaron atrapadas en los acantilados y salvaron a 475 que se encontraban en el agua. Hasta el 2018, las tres embarcaciones de salvamento de la ONG han rescatado, según cálculos de la entidad, a un total de 58.621 personas.

Récord histórico de refugiados atendidas

Desde el año 2015, en el que Barcelona se proclamó “ciudad refugio”, las atenciones realizadas al colectivo de personas refugiadas no han parado de crecer hasta triplicarse durante el año 2017. En el último año el Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (SAIER) atendió a 4.405 solicitantes de asilo, mientras que en el 2015 se atendieron 1.374 personas. El SAIER también ha registrado un incremento del 132% de menores atendidos que venían acompañados de sus familias.

Ante este incremento, el Ayuntamiento ha aumentado el presupuesto destinado a los servicios del SAIER de 600.000 euros en el 2015 hasta el 1,9 millones de euros en el año 2017.

Más Información

Etiquetas asociadas a la noticia