La infancia bajo las bombas de la Guerra Civil en una nueva exposición en El Born CCM

La exposición “Una infancia bajo las bombas” se suma a los otros actos de memoria de los bombardeos intensivos que la aviación fascista efectuó sobre la población civil barcelonesa entre el 16 y el 18 de marzo de 1938, ahora hace 80 años. La particularidad de esta instalación, que se puede visitar en El Born CCM hasta el 31 de marzo de 2019, es que recrea la mirada, llena de miedos e inquietudes, de los niños y niñas de la ciudad sobre aquel triste episodio de la historia reciente.

26/09/2018 17:17 h

Ajuntament de Barcelona

La muestra, comisariada por el historiador Jordi Guixé, propone reflexionar sobre los efectos de la guerra a partir del recuerdo y de la experiencia de niños que sobrevivieron a aquellas jornadas tan traumáticas y se estructura en tres grandes bloques:

  • Uno de contexto, que evoca la Barcelona de 1938 y explica la estrategia nunca antes utilizada de usar los bombardeos para atemorizar a la población civil.
  • Una recopilación de dibujos de los niños y las niñas que sobrevivieron a los ataques mediante los cuales expresaban las inquietudes, los miedos y las vivencias provocados por la guerra.
  • Una instalación artística que incluye obras de Josep Guinovart, testigo presencial de aquel momento histórico, y también la obra interactiva Área de seguridad, de Xavier Bové, e imágenes de los fotógrafos Anna Surinyach, Àngel García, Pau Coll, Edu Ponces y Toni Arnau.

La exposición va acompañada de un programa de actividades paralelas que incluye un ciclo de cine centrado en la visión de la infancia sobre la guerra, diferentes espectáculos teatrales para toda la familia, actividades educativas para grupos y centros escolares y un ciclo de charlas.

Barcelona, banco de pruebas de la maquinaria bélica fascista

Desde las diez y cuarto de la noche del día 16 de marzo de 1938 y durante casi 41 horas consecutivas, cayeron sobre la ciudad 45.000 kilos de bombas de los aviones de la aviación fascista italiana. Las bombas causaron 551 víctimas mortales y 1.151 heridos, además de destruir totalmente 76 edificios y causar daños graves en un centenar más.

Fue el primer gran bombardeo sobre población civil indefensa de la historia, una actuación que, posteriormente y ya durante la Segunda Guerra Mundial, se repitió en diferentes ciudades europeas.

Unos meses antes se había producido la masacre infantil de la escuela de la plaza de Sant Felip Neri, en la que perdieron la vida 153 personas, 50 de las cuales eran niños.

Más Información

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas