Una ciudad abierta, de éxito y cohesionada para no dejar a nadie atrás

Barcelona vive un nuevo impulso a pesar de las dificultades, muestra del hecho que es una ciudad de éxito, puntera, de talento y que, al mismo tiempo, no quiere dejar a nadie atrás. La alcaldesa, Ada Colau, ha repasado en Fórum Europa de Nueva Economía la situación actual, los principales objetivos del mandato y el valor de la ciudad para desbloquear la situación política.

24/05/2018 16:32 h

Ajuntament de Barcelona

La ciudad no se detiene

Barcelona es la quinta ciudad de Europa con respecto a la creación de empresas emergentes. Este hecho es solo una muestra de un potencial económico que ha podido superar las dificultades del último año, con el atentado en La Rambla y el conflicto político entre Cataluña y España.

En este sentido, la alcaldesa ha repasado los últimos anuncios de empresas que se instalarán en Barcelona, como el centro de Facebook para luchar contra las noticias falsas, la plataforma de Lidl de comercio electrónico, Satalogic o la primera sede de Moodle en Europa.

Todos estos son ejemplos de inversiones productivas, muy diferentes de uno de los problemas que agravan el acceso a la vivienda, los fondos especuladores, tal como ha apuntado la alcaldesa: “Queremos atraer inversión, pero no cualquiera, los fondos de inversión que expulsan a los vecinos y las vecinas de su casa no los queremos.”

“Barcelona es una ciudad abierta al mundo, una ciudad segura, con cohesión social, fuerte porque tiene unos valores y un proyecto común“, ha puesto de manifiesto Colau para explicar el atractivo de la ciudad.

La reacción ejemplar de la ciudadanía al atentado de La Rambla se explica porque la ciudad prioriza la cohesión social. La resiliencia de la ciudad se explica porque los vecinos y vecinas quieren una ciudad cohesionada”, ha ejemplarizado la alcaldesa.

Balance de tres años

VÍDEO. Ada Colau: “No solo hemos desencallado temas históricos pendientes, como la Modelo o las obras de las Glòries, también estamos hablando de estrategias de transformación de la ciudad real, la ciudad metropolitana.”

El cierre de la prisión Modelo y la apertura del equipamiento a L’Eixample y a la ciudad. La llegada, prevista para este mismo año, del metro a la Marina, una vieja reivindicación vecinal. El nuevo impulso en las obras de las Glòries, judicializadas y con un nuevo concurso en marcha y las obras reanudadas. El acuerdo con el Barça para la apertura de todo el entorno del Camp Nou en Les Corts. Una ordenanza de terrazas acordada con el Gremio de Restauración y asociaciones de vecinos. La reanudación de las obras en la Sagrera después de haber estado encalladas durante cuatro años.

Coincidiendo con los tres años de las elecciones municipales del 2015, que se cumplen este 24 de mayo, Colau ha enumerado algunos de los principales objetivos del mandato y ha puesto el acento en las estrategias a largo plazo. En primer lugar, la estrategia del eje Besòs, donde se concentra más población de todo el país y que es fruto de la colaboración con los municipios dentro de la influencia del río. Es en los barrios del Besòs donde el Plan de Barrios tiene más incidencia, además del resto de barrios más vulnerables de la ciudad.

En segundo lugar, la estrategia del Llobregat, donde está la principal plataforma logística y económica del país formada por la Zona Franca, el aeropuerto y el puerto, es de las últimas actuaciones anunciadas a largo plazo. El objetivo es mejorar las condiciones económicas, de habitabilidad y sostenibilidad.

En estos tres años también se ha dado un nuevo impulso a la renovación y mejora del litoral —gracias a los grandes acuerdos con el Puerto de Barcelona— para reordenar todo el espacio, abrirlo a la ciudad y alejar las terminales, y también al nuevo plan de mejora del Puerto Olímpico.

Derecho a la vivienda

Mención aparte merece el Plan por el Derecho a la Vivienda, un plan “absolutamente necesario después de décadas de atraso”, según Colau. Hoy en Barcelona se está construyendo más vivienda pública que nunca, gracias casi exclusivamente al Ayuntamiento, que no tiene la competencia en esta materia.

En este sentido, Colau ha explicado el efecto negativo que puede tener la nueva burbuja del alquiler: “Las graves consecuencias de la dificultad del acceso a la vivienda no solo afectan a las familias vulnerables, sino también a las clases medias y a nuestra gente joven, que se tiene que marchar. Regular el acceso a la vivienda es también una cuestión económica, por la pérdida de talento joven.”

Barcelona en el centro para salir del bloqueo

Con la mirada puesta en las elecciones del 2019, Colau ha reclamado que los comicios vayan sobre Barcelona, centrar el debate en la ciudad para desbloquear la situación política. Al mismo tiempo, sin embargo, ha pedido “bajar la bandera de campaña” para afrontar el problema de la vivienda y la lucha contra el narcotráfico.

Más Información

Noticias relacionadas