Una escuela para defender los derechos humanos en la ciudad

Los días 28 y 29 de septiembre la Modelo será el escenario de una formación sobre la figura de la persona defensora que pondrá en marcha la Escuela de Defensoras de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Barcelona. El proceso formativo se dirige a personas y entidades que en su día a día trabajan para defender estos derechos.

18/09/2018 15:43 h

Ajuntament de Barcelona

El objetivo de la escuela es hacer efectiva la red de personas y de entidades defensoras de los derechos humanos en la ciudad y consolidarla como un espacio de reflexión y vigilancia. Entre estas personas y entidades, se encuentran las que promueven y protegen los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la ciudadanía. Su función es relevante, porque contribuyen a luchar contra la pobreza, las violencias y la discriminación y, además, a menudo asumen riesgos como el acoso y las amenazas.

Cuatro organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos serán las encargadas de realizar la formación de la Modelo: Amnistía Internacional, Protection International, Front Line Defenders y Civil Rights Defenders.

Cada una de estas organizaciones tiene una larga experiencia y un campo de actuación extenso. Amnistía Internacional trabaja casi en todos los países del mundo y da apoyo público a los defensores de los derechos humanos. Protection International es una organización belga que ofrece estrategias de protección y herramientas de gestión de la seguridad de las personas defensoras, tal como lo hacen la irlandesa Front Line Defenders y la sueca Civil Rights Defenders.

En las jornadas también participará Ana Sánchez, especialista en derechos humanos y coordinadora de campañas internacionales del Comité Nacional Palestino de BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones).

Barcelona, ciudad de derechos

Desde el año 2016 el programa “Barcelona, ciudad de derechos” incluye un enfoque basado en los derechos humanos en las políticas públicas y diseña y despliega políticas de derechos humanos, como el derecho a la ciudad y los derechos de ciudadanía, la lucha contra el discurso del odio y la discriminación y el trabajo para la plena ciudadanía.

La iniciativa prevé también la formación del personal municipal en materia de derechos humanos. Actualmente se ha dotado de herramientas a más de mil cien trabajadores y trabajadoras de las oficinas de atención a la ciudadanía (OAC) y de las unidades de gestión administrativa de los servicios sociales y a agentes de la Guardia Urbana con el fin de detectar casos de discriminación y de vulneración de los derechos humanos y prevenir actitudes discriminatorias.

De cara al nuevo curso, la formación se ampliará a más sectores como, por ejemplo, los inspectores del transporte público y los agentes de la Guardia Urbana, que recibirán una formación específica sobre un nuevo procedimiento para la no discriminación, y también se instruirá al personal del ámbito funerario sobre diversidad religiosa.

Etiquetas asociadas a la noticia