“Escuela respira”: ir a clase de manera saludable

El programa “Escuela respira” incluye diversas actuaciones para luchar contra la contaminación en el ámbito escolar: comprobar la calidad del aire, incorporar plantas y huertos en los patios y adecuar los entornos y caminos escolares para que sean más amables.

27/02/2019 17:23 h

Ajuntament de Barcelona

Los niños son especialmente vulnerables a la contaminación atmosférica, que les puede provocar neumonía, asma, otitis o un desarrollo mental y motor deficiente.

Para minimizar los riesgos y hacer de los entornos escolares espacios más saludables, el programa “Escuela respira” prevé diferentes actuaciones.

¿Qué respiramos?

Unas veinte escuelas participarán en la primera edición del programa para observar y medir la calidad del aire del interior y de los accesos de cada uno de los centros.

La acción prevé la participación de estudiantes del primer ciclo de ESO.

El verde crece en la escuela

La incorporación de plantas, huertos, flores y paredes verdes en los patios de las escuelas ayuda a mejorar la calidad del aire y a bajar la temperatura durante los meses de más calor.

En este curso 2018-2019 cinco escuelas implantarán muros verdes, y se pondrá en marcha el plan para convertir diez centros en refugios climáticos.

Un entorno escolar más saludable

La movilidad sostenible y la adecuación urbanística de los entornos escolares hacen que ir y volver de la escuela sea más saludable.

Con este objetivo se están trabajando diversos proyectos de ecochaflanes, que reservan un espacio en la puerta de los centros para alejar los coches y crear un espacio seguro de encuentro. Además, cerca de noventa escuelas ya forman parte del programa “Camino escolar, espacio amigo”, que señaliza itinerarios más saludables.

Por otra parte, se han habilitado líneas de autobús en zonas escolares de los barrios de Sarrià y Les Corts, y se han realizado pruebas piloto en algunos centros para comprobar los beneficios que resultan de cortar el tráfico en horario de entrada y salida de los estudiantes.

Más educación y una mejor gestión

Para tener una sociedad comprometida con la sostenibilidad urbana hace falta sensibilizar a las nuevas generaciones. Este es el objetivo de la nueva guía de la calidad del aire y la movilidad y de otros recursos pedagógicos para las escuelas que los centros pueden solicitar.

Además, también se creará una recopilación de recomendaciones de diseño, materiales de construcción, ventilación, verde o movilidad para concebir los edificios escolares o su rehabilitación con criterios que ayuden a minimizar la exposición a la contaminación atmosférica.

Toda la información sobre el programa la encontrarás en la web de “Escuela respira”.

Etiquetas asociadas a la noticia