Aprobada la remodelación de los mercados de Montserrat y de Horta

El Consejo Rector del Instituto de Mercados de Barcelona ha aprobado el proyecto de construcción del nuevo Mercado de Montserrat, en el distrito de Nou Barris, y la remodelación del Mercado de Horta, después de que en ambos casos se llegara al acuerdo con la Junta de Comerciantes del Mercado.

26/03/2019 19:29 h

Redacció

Mercado de Montserrat

En el caso del Mercado de Montserrat, se construirá un nuevo equipamiento en el solar adyacente al actual mercado y la construcción actual será derribada. El proyecto prevé que el nuevo mercado tenga 7.500 metros cuadrados de superficie, con un edificio que dispondrá de accesos a diferentes niveles. Se prevé también un edificio trapezoidal con accesos desde las esquinas.

El mercado tradicional estará formado por 25 establecimientos alimentarios, y se incluirá un bar cafetería, cinco establecimientos exteriores y una superficie comercial de 1.300 metros cuadrados y el vestíbulo de acceso. En las plantas subterráneas estarán los almacenes y espacios logísticos y un aparcamiento de cincuenta plazas.

La construcción del nuevo Mercado de Montserrat replanteará el espacio que hay entre la Via Favència, la calle de Aiguablava, la calle de las Torres y el camino Vell de la Pedrera, para que siga siendo un espacio de relación entre los diferentes barrios de los alrededores. Se prevé que se mantenga una parte de las arcadas del actual edificio del mercado. Un amplio espacio central servirá como plaza y como vía de conexión entre las distintas zonas del distrito.

No será necesario instalar un mercado provisional. El destino del edificio del mercado antiguo, que se desmontará parcialmente, lo decidirá el distrito de Nou Barris a través de un proceso participativo.

Se calcula que el proyecto ejecutivo, la licitación y la adjudicación de la obra se llevarán a cabo durante el año 2019, de modo que la obra empezará en el 2020.

Proyecto de remodelación del Mercado de Horta

Para el Mercado de Horta, en cambio, se proyecta una intervención integral sobre el edificio actual, catalogado patrimonialmente, para dotarlo de todos los requerimientos y servicios necesarios que actualmente no están permitidos. La previsión es que el mercado provisional pueda instalarse en el 2021.

El proyecto conservará la estructura de hormigón y tendrá un nuevo cierre exterior vidriado que permitirá ver la estructura del edificio histórico. El espacio central se conservará tal como está actualmente.

En el ámbito de la calle del Tajo se situará la planta del mercado del fresco. Se construirá también una primera planta con doble acceso desde la calle del Mestre Serradesanferm y se instalarán unas escaleras mecánicas desde la calle del Tajo. En la planta inferior también se ubicará un autoservicio de productos no frescos, que complementará la oferta del mercado.

Las oficinas, los espacios polivalentes y los espacios de maquinaria se situarán en la planta superior, y, con respecto a las plantas subterráneas, en la planta −1 se prevé la construcción de un aparcamiento, y en la planta −2, los espacios logísticos.

Mercado de Sant Andreu

El Consejo Rector también ha aprobado el gasto para las obras del nuevo mercado de Sant Andreu, valoradas en 8.677.982,41 euros. La previsión es que el mercado definitivo se empiece a construir en verano y a finales del 2020 se pueda hacer el traslado al mercado definitivo.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas