Esfuerzo conjunto entre las administraciones para combatir de raíz los hurtos y los robos

En la primera Junta Local de Seguridad de Barcelona del mandato se han establecido distintos acuerdos y compromisos: los hurtos y los robos, que son el principal problema de seguridad en la ciudad, se combatirán con más agentes en la calle y un frente común entre el Ayuntamiento y la Generalitat para impulsar una reforma legislativa para que la reincidencia vuelva a ser un agravante y se pueda distinguir entre los ladrones ocasionales y los grupos organizados. Por otra parte, los Mossos y la Guardia Urbana trabajarán conjuntamente en la oficina de denuncias de la plaza de Catalunya, que se reabrirá próximamente.

19/07/2019 17:40 h

Ajuntament de Barcelona

VÍDEO. Ada Colau: “Hay que hacer una reforma legislativa que recoja el tema de la reincidencia, que se distinga entre un pequeño ladrón ocasional y lo que son auténticos grupos organizados profesionales que se pasan el día robando y que crean la situación de alarma en la ciudad.”

La alcaldesa, Ada Colau, ha presidido la reunión de la Junta Local de Seguridad, la primera del mandato, a la que han asistido al consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, y el teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad, Albert Batlle.

El encuentro ha servido para establecer las directrices en materia de seguridad y prevención en la ciudad. En este sentido, una de las prioridades es impulsar una reforma legislativa que recoja la reincidencia como agravante en los hurtos y los robos con intimidación, que representan más del 90 % de los delitos que se registran en la ciudad, sobre todo en el centro.

Tomar en consideración la reincidencia permitirá distinguir entre los hurtos pequeños de ladrones ocasionales y los grupos organizados profesionales.

Reapertura de la oficina de denuncias de la plaza de Catalunya

Para ofrecer una atención más directa a la ciudadanía y las personas visitantes se ha anunciado que se reabrirá la oficina de denuncias de la plaza de Catalunya, que los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana gestionarán de manera conjunta.

A pesar del incremento de los delitos, tanto la alcaldesa como el consejero han destacado que también se han incrementado la tarea policial, el número de efectivos y el número de detenciones. Además de la incorporación a la Guardia Urbana de 139 agentes de la 91.ª promoción el 27 de junio de este año, se está ejecutando la oferta pública de 233 plazas de agentes en turno abierto y 60 más por el procedimiento interadministrativo.

Durante el último mandato se convocaron 600 nuevas plazas de policía local, a las que se sumarán las 1.000 nuevas plazas previstas en el acuerdo de gobierno firmado por BComú y el PSC para este mandato.

Con respecto a la policía autonómica, la Generalitat ha anunciado que destinará 320 mossos a Barcelona y que se elaborará un plan específico para garantizar la seguridad de la ciudad con la participación del Ayuntamiento y de los departamentos de Bienestar Social, Justicia y Territorio.

Etiquetas asociadas a la noticia