La Guardia Urbana empieza a patrullar con cámaras unipersonales

El nuevo sistema de grabación permite dar más transparencia sobre el servicio del cuerpo y también será una herramienta útil para evaluar y mejorar las actuaciones policiales. Las cámaras van incorporadas a los uniformes de los agentes de la Guardia Urbana y se activarán cuando se detecte una situación de riesgo física o material.

07/02/2019 14:31 h

Redacció

Desde el mes de enero, algunos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona llevan incorporado un dispositivo personal de grabación (DPG) en el uniforme para registrar situaciones de riesgo para la integridad física o de daños a bienes públicos, y con el objetivo de mejorar la calidad del servicio policial.

Se trata de una prueba piloto de un año en la que los agentes probarán tres modelos diferentes de cámaras para implantar finalmente uno de estos a las diferentes unidades del cuerpo. Las patrullas que llevan los dispositivos han recibido formación sobre la grabación, el traslado, el almacenaje y la custodia de las imágenes. La grabación de los dispositivos cumple la normativa de la Comisión de Control de los Dispositivos de Videovigilancia de Cataluña.

Grabación de imágenes de actuaciones policiales

Las imágenes registradas por las cámaras unipersonales estarán blindadas a cualquier modificación o alteración. Las imágenes se inscribirán en una hoja de registro con el número de identificación del agente y el número de diligencias policiales en caso de atestado.

Cualquier persona puede solicitar al Ayuntamiento de Barcelona acceso a las grabaciones si cree que figura en estas y pedir la supresión de su imagen o voz.

Etiquetas asociadas a la noticia