Suma de esfuerzos municipales y de la Generalitat para el segundo juzgado de guardia, a la espera del Ministerio

Después de que el Consejo General del Poder Judicial haya autorizado la apertura de un segundo juzgado de guardia para agilizar los juicios por delitos leves como los hurtos, el Ayuntamiento y la Generalitat de Catalunya han acordado sumar esfuerzos para pedir al Ministerio de Justicia los recursos necesarios para que este juzgado sea operativo a principios del 2019. Actualmente hay alrededor de seis mil juicios pendientes de celebrarse a causa de la saturación del juzgado de guardia, con el riesgo de que algunos de estos delitos prescriban.

12/12/2018 18:19 h

Ajuntament de Barcelona

Después de las conversaciones iniciadas antes del verano entre el Consistorio, la judicatura y el Departamento de Justicia, hace dos semanas el Consejo General del Poder Judicial autorizó la apertura de un segundo juzgado de guardia y designó a un juez en la ciudad con el fin de poder atender todos los juicios por delitos leves, como los hurtos, en la ciudad. Hasta ahora, hay 6.000 juicios pendientes de celebrarse a causa de la saturación del juzgado de guardia.

La Generalitat ha empezado los procedimientos para poder desdoblar el juzgado de guardia actual y poder hacer operativo, de forma inmediata, el segundo juzgado de guardia una vez el Ministerio de Justicia destine un presupuesto y designe a un letrado para este juzgado. La apertura del segundo juzgado de guardia está prevista para principios de febrero del 2019.

Más efectivos policiales

Este futuro segundo juzgado de guardia se suma al incremento de los efectivos policiales en los puntos más conflictivos de la ciudad para dar respuesta al aumento de delitos como robos y hurtos en los locales comerciales y a los establecimientos de restauración, así como en el transporte público suburbano.

En este sentido, la Guardia Urbana ha puesto en marcha un plan piloto para incrementar las detenciones directas de los delincuentes más activos con el objetivo de imputarles un delito continuado de hurto. A través del Grupo de Delincuencia Urbana se ha reforzado el despliegue de agentes en las zonas más concurridas de la ciudad, donde es más habitual que se produzcan este tipo de robos.

Desde el 1 de noviembre, los Mossos d’Esquadra han incrementado los efectivos a pie de calle para mejorar la seguridad en Ciutat Vella.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas