Sigue la remodelación de Pere IV, ahora en el extremo del Besòs

La transformación de la calle de Pere IV en un eje cívico y patrimonial continúa con la segunda fase de reurbanización de la vía, que comprende el tramo entre la rambla de Prim y la calle de Josep Pla. El nuevo planteamiento, tal como ya se ha hecho entre Bilbao y Roc Boronat, da prioridad a los peatones con la ampliación de las aceras, la renovación del mobiliario urbano, la incorporación de verde y la reducción del tráfico de vehículos.

05/05/2018 10:05 h

Ajuntament de Barcelona

Las actuaciones están destinadas a recuperar espacio para los peatones, con aceras más anchas y agradables (de unos 15 metros las del lado de montaña y 5,45 metros las del lado de mar), la plantación de tilos, la instalación de alumbrado y de nuevo mobiliario urbano y la adaptación de los pasos de peatones y de la señalización.

En cuanto al tráfico de vehículos, con esta transformación la nueva calzada tendrá un carril de circulación en dirección Besòs, un carril de servicios destinado a la carga y la descarga o al aparcamiento de motos y un carril bici bidireccional segregado que permitirá garantizar una movilidad segura tanto si el desplazamiento es a pie, en bici o en vehículo motorizado.

Además, en las próximas semanas se iniciarán las obras en el tramo entre la calle de la Selva de Mar y la calle de Josep Pla. Ambas intervenciones se completarán en un plazo de diez meses y, en conjunto, cubrirán 800 metros de la calle de Pere IV y tendrán un coste global de 13 millones de euros. Estas obras dan continuidad a la primera fase de reorganización de la vía, entre la calle de Roc Boronat y la calle de Bilbao, que acabaron el pasado verano.

Una transformación con los vecinos y las vecinas

La reconversión integral del eje Pere IV va mucho más allá de la transformación urbana, y pretende convertir esta calle en un polo de atracción de actividad social, cooperativa y económica que dé prioridad a entidades y empresas vinculadas al territorio y que revitalice el patrimonio industrial y la identidad histórica del barrio desde el barrio.

El Distrito de Sant Martí colabora con vecinos y entidades de la Mesa Eje Pere IV para definir los diferentes proyectos que forman parte de la transformación del eje, como la reurbanización de la calle de Pere IV, la recuperación de La Escocesa, donde se construirán viviendas y equipamientos públicos, o la transformación del antiguo Cine Pere IV, que será un nuevo centro sociocultural y la nueva subsede del Distrito.

Afectaciones por las obras

Las actuaciones en el eje Pere IV entre la calle de Josep Pla y la rambla de Prim comenzarán en el lado de mar de la vía, manteniendo una acera de un mínimo de 2,5 metros para garantizar la seguridad y la accesibilidad de los peatones. Asimismo, se modificará el paso de vehículos, que únicamente podrán circular en sentido Besòs. Una vez acaben las obras en el lado de mar, se iniciarán las actuaciones en el lado opuesto de la calle, manteniendo el sentido del tráfico en dirección Besòs.

La calle de Puigcerdà permanecerá cortada durante toda la obra, y por ello la parada de bus entre esta vía y la calle del Maresme quedará anulada, y el recorrido alternativo circulará por la rambla de Prim y la calle de Cristóbal de Moura (líneas B25 de TUSGSAL y N11 del Nit Bus). Por su parte, las intersecciones de las calles del Maresme y de Josep Pla continuarán abiertas; por tanto, la parada situada en el tramo entre las calles de Josep Pla y de Puigcerdà continuará funcionando con normalidad.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas