"Barcelona no es un 'souvenir’”

Proteger el comercio tradicional y la vida de barrio es el objetivo de las nuevas limitaciones para abrir tiendas de recuerdos en los entornos de la Sagrada Família, al barrio de Sant Antoni y en las zonas de los alrededores del Camp Nou, del Park Güell y de la Casa Vicens.

23/02/2018 17:50 h

Ajuntament de Barcelona

VÍDEO. Janet Sanz: “Barcelona no es un souvenir. Hay que preservar el comercio de proximidad y tradicional.”

La modificación del Plan Especial de Ordenación de los Establecimientos Comerciales de la Ciudad Destinados a la Venta de Recuerdos, que ya restringía la venta de estos artículos en toda Ciutat Vella y en los alrededores del Park Güell y de la Sagrada Família, responde al progresivo aumento del turismo y a su desestacionalización, que pone en riesgo la convivencia con la actividad diaria de la ciudadanía en los espacios de más afluencia.

El objetivo es preservar la actividad de cotidianidad que da el comercio de proximidad y tradicional, que es el que hace barrio, que hace ciudad y que define la Barcelona real.

Entre las nuevas zonas en las que no se podrá establecer este tipo de comercio está la Travessera de les Corts justo por debajo del Camp Nou y hasta la estación de metro de Les Corts; la Casa Vicens, de Gaudí, que abrió en noviembre del 2017 y que se prevé que tendrá una gran afluencia de visitantes, y 23 manzanas del barrio de Sant Antoni, incluida la del mercado, una restricción que se enmarca dentro del futuro plan de usos del barrio.

Además, la medida va acompañada de la suspensión de licencias en las zonas donde se establece el plan durante su tramitación, que inicia ahora un periodo de exposición pública antes de su aprobación definitiva.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas