Barcelona recupera un nuevo espacio patrimonial, la Domus Avinyó

01/04/2015 17:34 h

Helena Mercadal

Dentro de esta domus se ha rehabilitado también una pintura mural que data del siglo I y que explica el mito del rapto de Ganímedes. Se considera el conjunto pictórico como único en la Península Ibérica.

Vídeo ‘Domus Aviñón’

Esta domus, una casa romana del siglo I, donde se pueden ver algunas reformas que se hicieron hasta el siglo IV, ha abierto las puertas después de tres años de tareas de rehabilitación. Se descubrió en 2004, y ahora ya está a punto para la ciudad en el marco del Plan Barcino.

Entre los elementos más relevantes que hay en el interior destaca un conjunto de pinturas murales de estilo pompeyano y provincial, que tienen una gran calidad técnica y compositiva. Precisamente gracias a estas características se ha podido determinar que la pintura es obra de un taller de artesanos muy especializado que trabajaba para un propietario con un nivel cultural alto de la ciudad. La pintura, que representa el mito del rapto de Ganímedes, simboliza la belleza, la eternidad, el amor homosexual y la libertad.

Hasta ahora, las domus recuperadas en Barcelona eran viviendas de familias acomodadas. La directora del Plan Barcino, Carme Miró, ha explicado que en la ciudad se han encontrado cinco domus como esta y que todas eran propiedad de familias con poder adquisitivo alto, “nunca hemos encontrado que fueran propiedad de familias humildes”, ha dicho Miró.

La Domus Avinyó permite hacer un registro de actividad

En esta domus también se ha podido recuperar un horno del siglo IV y un molino del siglo I. Estos elementos han permitido hacer un registro de la actividad que se llevaba a cabo en este espacio. Con todas estas características sobre la mesa, el teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación, Jaume Ciurana, ha definido esta domus como “un pequeño tesoro de la ciudad. Un espacio con 2.000 años de historia que nos permite hacer una mirada positiva al patrimonio de la ciudad”.

La Domus Avinyó queda abierta al público. Ahora bien, como se trata de un espacio reducido, las visitas siempre son guiadas y se pueden gestionar a través del Museo de Historia de Barcelona (MUHBA). En el itinerario también se proyecta un documento audiovisual que recrea la actividad de la domus entre los siglos I y IV y que explica el proceso de rehabilitación del espacio.