¡Bienvenida, Vil·la Urània!

En el corazón del barrio del Farró, las puertas de la histórica Vil·la Urània han abierto nuevamente para inaugurar un nuevo equipamiento. Los vecinos y las vecinas han podido disfrutar de talleres, exposiciones, música y una chocolatada.

10/03/2018 09:53 h

Redacció

VÍDEO: ¡Hola, Vil·la Urània!

Desde las 16.00 horas se han podido visitar dos exposiciones, una de las cuales hace referencia a la Real Academia de las Ciencias y las Artes de Barcelona, y la otra, de mandalas de ropa. Los más pequeños han podido disfrutar de los rincones sensoriales a cargo de La Títera, mientras que los niños y las niñas un poco más mayores han participado en los talleres de chapas, mandalas, colgantes con tejanos reciclados y el planetario digital, al ritmo de la música de Dixie Band Galàctica.

Para los mayores, el taller “Reacciona, es química” ha servido de introducción práctica al mundo de la ciencia. En un descanso entre estas actividades, el vecindario ha podido saborear una chocolatada popular escuchando la música de las corales Cor Signum y Cor Tempus.

La lucha de un barrio

La antigua finca fue propiedad de Josep Comas, astrónomo y divulgador científico que desde este espacio observaba el cielo cada noche, hasta el punto de ser el descubridor de más de veinte astros, uno de los cuales se llama asteroide 945-Barcelona. Cuando Comas murió, en 1937, legó el inmueble junto con el material de astronomía a la ciudad para que se convirtiera en un espacio dedicado a la ciencia.

En el año 2012, la movilización vecinal del barrio del Farró evitó que el edificio fuera derruido por el Gobierno municipal del momento, que rectificó la decisión, apostó por construir un centro cívico y se sentó con las entidades para decidir cómo sería el futuro equipamiento.

Un equipamiento sostenible

Vil·la Urània vuelve a despertarse, ahora complementada con un moderno edificio de siete plantas que se ha definido en tres ámbitos: el Espacio Familiar La Saleta, el Casal Infantil y el Centro Cívico. También dispone de un espacio para la Agrupación Astronómica de Barcelona – Aster, una terraza para dar continuidad al legado de Comas con sesiones divulgativas de observación astronómica diurna y nocturna.

A la hora de recuperar el espacio, también se ha exigido la sostenibilidad y la eficiencia energética. La estructura del edificio permite climatizarlo de forma natural, gracias a unas láminas exteriores que se adaptan a las condiciones climáticas y a una fachada interior que proporciona frescor en verano y capta radiación solar en invierno. Los arquitectos de la nueva Vil·la Urània ganaron los Green Solutions Awards 2017 de España. La antigua vivienda del siglo XIX se ha rehabilitado y se utilizará como espacio relacional.

Noticias relacionadas