Celebrad la Semana Sin Ruido

El 25 de abril es el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, una oportunidad para tomar conciencia sobre cómo afectan el ruido y los sonidos en nuestra ciudad. Por eso, el Ayuntamiento de Barcelona ha preparado una serie de actividades. ¡No os las perdáis!

18/04/2018 13:57 h

Ecologia Urbana

El Ayuntamiento de Barcelona, en colaboración con la Generalitat de Catalunya, impulsa la Semana Sin Ruido, una serie de actividades gratuitas que tendrán lugar del 23 al 29 de abril en diferentes escenarios de la ciudad.

El objetivo de la Semana es doble. Por una parte, concienciar sobre el incremento del ruido y la manera como éste afecta negativamente en la calidad de vida de los ciudadanos.

De la otra, reivindicar que hay un patrimonio que forma parte del día a día de nuestros barrios y que incluye los sonidos de manantiales y las fuentes, del pájaros, de los campanarios, de los barcos que braman desde lejos… Un patrimonio, inmaterial y a menudo ignorado, que es importante poner en valor.

Dentro de las programaciones del ‘Barcelona Suena’ y del ‘Qué ruido hacemos’?, encontraréis muchas propuestas para afinar la oreja y descubrir cómo laten los barrios. ¡No os las perdáis!

Actividades el 25 de abril

El programa de actividades “Barcelona Suena”, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona, incluye rutas y actividades para poner en valor la riqueza y belleza auditiva de la ciudad.

El grueso de actividades se concentra el miércoles 25 de abril, coincidiendo con el Día Internacional de Concienciación sobreel Ruido. Este día podéis escoger entre cuatro actividades del “Barcelona Suena“: un paseo por el parque de la Ciutadella donde aprenderéis a reconocer las especies de pájaros a partir de sus cantos, un taller para crear un mapa sonoro con un pequeño desayuno incluido, una mesa redonda entorno a la programación del documental “Sonic Sea” o un “flashmob” silencioso delante de Can Fabra, en Sant Andreu.

Más información e inscripciones a las actividades aquí.

¿Cómo laten los barrios?

Más allá de las actividades del 25 de abril, el Ayuntamiento también ofrece “Los latidos de los barrios”, tres rutas guiadas para descubrir el patrimonio sonoro de diferentes áreas de Barcelona. Se trata de trayectos durante los que los participantes, con los ojos tapados, afinarán la oreja para captar sonidos que normalmente pasan desapercibidos.

Así, el jueves 26 de abril, de 10 a 12 horas, se celebra el paseo guiado “La música de los huertos” por el centro de la villa de Horta. Durante la ruta, los asistentes se detendrán en algunos puntos para taparse los ojos y sentir “como suena” el barrio.

El viernes 27 de abril, de 10 a 12 horas, la actividad se moverá a los barrios de la Font de la Guatlla y la Marina. En esta ruta, bautizada como “Las grandes fuentes”, los asistentes se centrarán en escuchar los sonidos de la avenida de las Cascadas o el silencio de los lagos del Pabellón Mies van der Rohe.

Finalmente, el sábado 28 de abril, de 10 a 12 horas, la ruta se hará cerca del mar, en los barrios de la Villa Olímpica y el Puerto Olímpico. Aquí los protagonistas de los sonidos serán las oleadas, las gaviotas y los barcos. El nombre de esta actividad es “Los nuevos cantos de sirenas”.

Por más información o inscripciones a las rutas “Los latidos de los barrios”, podéis cliquear aquí.

¿Qué ruido hacemos?

Aparte de las actividades del “Barcelona Suena”, el departamento de Calidad Ambiental del Ayuntamiento de Barcelona en colaboración con la Generalitat de Catalunya organiza “¿Qué ruido hacemos?”, una actividad de participación ciudadana enmarcada en el programa de actividades de la Semana Sin Ruido que se celebrará del 23 al 29 de abril de 2018.

Durante los días de la semana Sin Ruido, se instalarán carpas en los diferentes distritos de la ciudad. Allí, los ciudadanos que lo deseen recibirán unos sonómetros y todas las instrucciones que necesitan para poder realizar mediciones de ruido ambiental.

La idea es que los participantes en la actividad registren dos ambientes acústicos: uno en un punto con gran concentración de tráfico de vehículos y otro en una zona más tranquila. Haciendo la comparativa entre las mediciones, los ciudadanos podrán tomar conciencia sobre una realidad que nos acompaña cada día: el ruido ambiental de nuestra ciudad.