Consejos para los estudiantes que buscan piso de alquiler

23/08/2017 10:15 h

Ajuntament de Barcelona

 

Se acerca el mes de septiembre y eso significa que muchos estudiantes empiezan las clases. Si eres estudiante y estás buscando alojamiento para el próximo curso, estos ocho consejos te resultarán muy útiles a la hora de buscar un piso de alquiler.

 

Anticípate

Cada comienzo de curso, miles de estudiantes como tú también buscan piso. Intenta anticiparte para encontrar las mejores oportunidades durante el verano.

 

Define un presupuesto

Tener una idea de cuánto dinero quieres pagar te ayudará a ser más efectivo, así no perderás tiempo con pisos que no se ajustan a tu presupuesto. Tendrás que sumar los gastos del piso (agua, luz, internet), la comida y el transporte.

 

Compara

Portales web, inmobiliarias, tablones de anuncios, residencias, bolsas de alojamiento de las universidades, gente conocida… Hay muchas fuentes donde buscar piso. Cuantas más consultes, más opciones tendrás de encontrar un buen alojamiento.

 

Ten en cuenta la ubicación

Para reducir los gastos y la duración de los trayectos, es conveniente buscar una zona que esté cerca de tu centro de estudios o que esté bien conectada con transporte público.

 

Lee bien el contrato

Antes de llegar a un acuerdo, lee bien el contrato y fíjate en la duración, el inventario, qué libertad tienes para hacer cambios en el piso, el tiempo mínimo que debes cumplir, con qué antelación hay que avisar cuando quieras dejar el piso…

Asegúrate también de qué gastos están incluidos en el alquiler: si tendrás que pagar gastos de escalera, IBI, etc. Así evitarás futuros malentendidos y problemas con propietarios y compañeros.

 

Comparte para reducir gastos

La mayoría de estudiantes comparten piso con el fin de repartir gastos. Si es vuestro caso, tenéis que plantearos si divideréis el alquiler a partes iguales o los repartiréis en función de la habitación que tenga cada uno.

También es recomendable acordar las normas básicas de convivencia antes de empezar a vivir juntos, como los turnos de limpieza.

 

Piso o habitación: pros y contras

Puedes alquilar un piso entero y buscar compañeros o bien buscar una habitación en un piso que ya está alquilado. La primera opción implica más gestiones y responsabilidades, y también pueden pedirte ciertas garantías económicas, como un aval. A cambio, podrás optar a determinadas ayudas y beneficiarte de becas.

La segunda opción, entrar a vivir en un piso que ya está ya alquilado, es más fácil de gestionar pero también implica que no podrás disfrutar de los beneficios de aparecer al contrato.

 

Revisa el estado del piso

Cuando entres en el piso, comprueba que los muebles, electrodomésticos, etc. están en buenas condiciones. Si hay desperfectos, es recomendable que hagas fotos y las firméis con las personas propietarias, poniendo la fecha. Así no podrán reclamarte los desperfectos a la hora de devolver la fianza.