Construir puentes para evitar el desperdicio de alimentos

06/10/2015 08:11 h

Max Ledo

Esto es lo que hace el proyecto Pont Alimentari, que actúa de intermediario entre empresas con excedente alimentario, como por ejemplo los supermercados Bonpreu, y entidades sociales que lo ofrecen a quien más lo necesita, como El Chiringuito de Dios.

Vídeo ‘Pont Alimentari: construir puentes para evitar el desperdicio de alimentos’

Cada año se tiran 720.000 kilogramos de alimentos en Cataluña, una cifra que equivale a las necesidades alimenticias de medio millón de personas. Es por este motivo que nace el proyecto Pont Alimentari, promovido por la Fundación para la Prevención de Residuos y la Fundación Banco de Recursos, con el apoyo del Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya.

La idea con la que nace el proyecto es hacer de intermediarios, hacer de puente, entre empresas o restaurantes que tengan un excedente alimentario y entidades sociales que necesiten estos alimentos para darlos a personas necesitadas. Uno de los establecimientos que participan son los supermercados Bonpreu, que ceden alimentos que ya no se pueden vender, tal como explica Mariona Ortiz, coordinadora del proyecto: “Los donantes siempre ofrecen alimentos que están en buen estado, por ejemplo, productos a punto de caducar o con el envase roto, o frutas y verduras con alguna tara, pero siempre cosas consumibles.”

En el proyecto participan entidades sociales como El Chiringuito de Dios, un comedor que ofrece servicio de desayunos y cenas para personas sin techo. Lo hacen de martes a viernes y con la ayuda de 15 voluntarios que se encargan de ir a buscar los alimentos a los supermercados, cocinar y servir a los usuarios. Durante los 25 minutos de la comida, la única condición que piden a los comensales es que sean respetuosos.