Covivienda en la Barceloneta para combatir la especulación

La cooperativa La Xarxaire coloca la primera piedra de un edificio de covivienda en la Barceloneta, un proyecto pionero que se ubicará en el solar municipal que dejó libre el emblemático edificio Miles de Viviendas y donde vivirán ocho familias. Se trata de una promoción en cesión de uso impulsada por el Ayuntamiento donde también se llevarán a cabo iniciativas para dinamizar el barrio.

03/02/2020 19:14 h

Ajuntament de Barcelona

El solar del paseo de Joan de Borbó Comte de Barcelona, número 11, será la ubicación del primer edificio de covivienda de la Barceloneta, una construcción a cargo de la cooperativa La Xarxaire SCCL, adjudicataria de una de las promociones de covivienda que impulsa el Ayuntamiento. Este nuevo modelo residencial cooperativo se enmarca en las políticas para favorecer nuevas formas de creación de vivienda asequible que recoge el Plan por el derecho a la vivienda de Barcelona 2016-2025.

La covivienda es una alternativa sostenible y no especulativa que permite acceder a una vivienda asequible, a un precio inferior al de mercado, y que, además, garantiza la autogestión de los propios integrantes de la cooperativa. La idea fundamental de este modelo habitacional es que la propiedad de los inmuebles es colectiva y corresponde a una cooperativa. Además, el suelo donde se edifica es de propiedad municipal y nunca deja de ser público, ya que se cede en régimen de derecho de superficie a la cooperativa. De este modo se garantiza que no se especule con las viviendas construidas.

En Barcelona ya hay otras iniciativas de covivienda, como La Borda, en el barrio de la Bordeta, donde residen cerca de sesenta personas, o el edificio de la calle de la Princesa, 49, en Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera, donde viven diez personas. Actualmente, en la ciudad hay ocho promociones de covivienda en marcha.

La Xarxaire

La cooperativa La Xarxaire está formada por distintas familias de la Barceloneta, uno de los barrios con más gentrificación, mayor presión especulativa y mayor riesgo de que desaparezca el tejido vecinal. Para hacer frente a la emergencia habitacional del barrio, la cooperativa propuso un proyecto en el que predominan la autogestión, la sostenibilidad y el espíritu de transformación social.

La primera piedra de este edificio de covivienda se ha colocado en una fecha simbólica, el 3 de febrero de 2020, para conmemorar que 267 años antes, el 3 de febrero de 1753, en este mismo emplazamiento se puso la primera piedra para empezar a construir el barrio de la Barceloneta.

Cuando termine de construirse, en el edificio residirán ocho familias, un total de 19 personas. Además, en la planta baja se dispondrá de un espacio que servirá como punto de encuentro para impulsar experiencias culturales, de artesanía y artísticas, con un escaparate para mostrar las iniciativas y hacerlas visibles a la comunidad vecinal.

Una construcción sostenible

El proyecto arquitectónico de La Xarxaire dispone de varios elementos que favorecen la eficiencia energética y la sostenibilidad, como la lavandería compartida o la cubierta de vegetación. Además, el diseño mixto en metal y madera minimiza el impacto ambiental del edificio, con certificación energética A, a la vez que permite que quede integrado en el paisaje urbano.

La reivindicación de una vivienda digna

Años atrás en el número 11 del paseo de Joan de Borbó se encontraba un edificio, propiedad del Estado, que se convirtió en uno de los emblemas de la lucha por el derecho a una vivienda digna en la ciudad. El edificio estuvo ocupado entre el 2014 y el 2007 por el movimiento Miles de Viviendas, hasta que el Ayuntamiento adquirió el solar y lo derribó.

Herederas de la lucha comunitaria que dejó el movimiento Miles de Viviendas en este solar de la Barceloneta, las personas que forman La Xarxaire asumen el compromiso de seguir un modelo de vivienda que sea asequible y sostenible y que se integre en el tejido del barrio.