Declaración institucional ante la sentencia del Tribunal Supremo a los dirigentes independentistas

Posicionamiento de la alcaldesa, Ada Colau, ante la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo a los líderes independentistas.

14/10/2019 14:28 h

Ajuntament de Barcelona

VÍDEO. Ada Colau: “Hoy es un día triste para Barcelona, para Cataluña y para todo el Estado: hemos conocido una sentencia durísima que condena a prisión a líderes sociales y políticos, después de dos años de cruel prisión preventiva.”

Conocida la sentencia que condena a prisión a líderes sociales y políticos independentistas, como alcaldesa de Barcelona, capital de Cataluña, quiero manifestar lo siguiente:

Hoy es un día triste para Barcelona, para Cataluña y para todo el Estado: hemos conocido una sentencia durísima que condena a prisión a líderes sociales y políticos, después de dos años de cruel prisión preventiva.

Lo primero que quiero hacer es mostrar mi solidaridad con Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Dolors Bassa, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. También con sus familias y sus personas queridas, que ahora mismo estarán pasando por momentos muy duros.

Quiero hacer una referencia especial a Quim Forn, actualmente concejal de este Consistorio, a quien quiero trasladar todo el apoyo y denunciar que es una grave anomalía que no pueda ejercer el cargo para el que ha sido democráticamente elegido.

También quiero enviar un mensaje a todas las personas, independentistas y no independentistas, que hoy nos sentimos heridas por esta sentencia y que necesitamos alzar la voz para que no se normalice esta situación de injusticia.

Desde el inicio, por las condiciones en que se ha producido, este juicio ha supuesto un retroceso en el Estado de derecho, con unas acusaciones que respondían más a una voluntad de venganza que de hacer justicia.

El conflicto abierto sobre la relación entre Cataluña y España no se solucionará con más juicios ni con más prisión. No nos cansaremos de repetirlo: el conflicto que vivimos en Cataluña es político. Y no se trata de un conflicto entre dos posiciones, afortunadamente Cataluña es un país plural y diverso y todas las posturas deben ser escuchadas.

Desde la sentencia del Estatuto, hemos entrado en una espiral que expresa el peor fracaso de la política: el Gobierno del Partido Popular se equivocó judicializando la política y el Gobierno socialista no ha hecho suficiente para revertir la situación. Y, además, ha cometido el error de hacer coincidir la convocatoria electoral con el anuncio de esta sentencia.

Lo que hemos vivido supone una erosión de los derechos de todos. En democracia, todos tenemos que poder expresarnos en libertad. En democracia, debemos ser capaces de entender las razones del otro, aunque no estemos de acuerdo. En democracia, las instituciones han de servir para resolver conflictos, no para alargarlos.

Estos días son clave, habrá grandes manifestaciones, muchas declaraciones y posicionamientos: a los partidos políticos les pido que no se cierre ninguna salida por cálculos electorales, que, delante de la gran dificultad que nos supone esta sentencia injusta, busquemos soluciones y, sobre todo, que se eviten errores del pasado.

Hasta ahora la política ha fallado y ha pasado la responsabilidad a los tribunales. Pero las personas que tenemos responsabilidades en las instituciones no podemos bajar los brazos y, especialmente en los próximos tiempos, no podemos fallar a la gente que espera que encontremos un camino de salida que nos permita avanzar en lugar de retroceder.

Como alcaldesa de Barcelona me comprometo a trabajar con tres objetivos: la libertad, el diálogo político y las soluciones democráticas al conflicto.

En primer lugar, tenemos que trabajar por la libertad de todos los presos y presas políticos a los que hoy la sentencia condena a prisión. Todo el mundo conoce las importantes discrepancias políticas que tengo con la estrategia de los líderes políticos independentistas, pero, a la vez, estoy segura de que solo con su libertad volveremos a una situación de normalidad democrática que supere el bloqueo actual. Sin apriorismos, hay que explorar la vía que sea más rápida y efectiva para conseguir la libertad.

En segundo lugar, debemos construir escenarios que contribuyan al diálogo, a la salida política al conflicto que vivimos. Barcelona, como capital de Cataluña, como ciudad con gran tradición en el diálogo y en el acuerdo, se pone al servicio de encontrar esta salida, e impulsaremos iniciativas concretas que promuevan este diálogo. Un diálogo que no puede ser vacío, debe ser real y sincero, y debe respetar la pluralidad de posiciones que hay en Cataluña.

En tercer lugar, debemos ofrecer soluciones democráticas al conflicto. Y por eso quiero apelar a la responsabilidad institucional. Los que hoy tenemos responsabilidades en las instituciones tenemos un gran reto por delante y tenemos que estar a la altura del momento: hablemos más, trabajemos más para la salida y no para la confrontación, busquemos soluciones y no formemos parte del problema, pongamos las instituciones al servicio de este diálogo y trabajemos para conseguir la libertad de los presos y las presas políticos.

En el futuro, y ya desde hoy, tenemos que trabajar por la libertad, el diálogo y las soluciones. Pero también, en días como el de hoy, es más necesario que nunca humanizar la política. Respetando la diversidad de opiniones, hago un llamamiento a todos los líderes políticos a ser sensibles frente al sufrimiento que supone la crueldad de esta sentencia y los años de prisión que comporta.

La distancia ideológica nunca puede ser excusa para dejar de empatizar, escuchar y entender las razones de la otra persona, y esto es especialmente exigible a quien tiene más poder, empezando por el presidente en funciones del Gobierno del Estado. Porque demostrar empatía es una señal de fortaleza y no de debilidad. La política se ha alejado demasiado de estos valores de empatía y entendimiento, pero no podemos renunciar a hacerlo diferente, porque es el único camino posible.

 

Etiquetas asociadas a la noticia