Denuncia conjunta contra los presupuestos del Estado

Los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Valladolid, A Coruña y Terrassa han suscrito una declaración municipalista para denunciar las limitaciones que el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2017 representan para la autonomía y la financiación locales. Los representantes municipales se han reunido con los grupos parlamentarios del PSOE, Unidos Podemos, PDeCAT, ERC y Compromís para pedirles que cambien leyes como la Ley de Estabilidad Presupuestaria y o la llamada 'Ley Montoro', que atacan la autonomía de los ayuntamientos y su suficiencia financiera.

17/05/2017 17:54 h

Redacció

El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha asegurado que los presupuestos que se están tramitando en las Cortes Generales españolas “son el enésimo ataque del PP al municipalismo y a la capacidad de los ayuntamientos para poder garantizar servicios públicos de calidad a la ciudadanía“, y ha recordado que los ayuntamientos son la Administración que ha actuado “con más solvencia, responsabilidad y rigor en los últimos años”.

Las quejas de los representantes municipales reunidos hoy en Madrid se centran en el importante recorte de la aportación financiera a los ayuntamientos, con cifras de gasto público idénticas a las que había al principio de la transición democrática (12%); en la fijación de un techo para el gasto público que obliga a generar superávit desproporcionado, y en la imposibilidad de disponer de buenas plantillas municipales, dado que se limitan las plazas de reposición y se impide que se revoquen procesos de externalización de servicios, hecho que, según Pisarello, supone “una amenaza a la eficacia de los servicios públicos”.

Además de Pisarello, el ámbito municipal ha estado representado por el teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Madrid Carlos Sánchez Mato y la portavoz, Rita Maestre; el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro; el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; el teniente de alcaldía de Valencia Sergi Campillo, y el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart. El Ayuntamiento de Valladolid también ha suscrito el manifiesto, aunque no ha sido representado.