Empiezan las obras de urbanización de la cobertura de la ronda de Dalt

La construcción de la losa de la cobertura de la ronda, entre los barrios de Sant Genís dels Agudells y la Teixonera, se encuentra en la fase final, y a finales de este mes empezarán los trabajos para urbanizarla y crear un paseo nuevo de unos 200 metros de longitud y 3.800 metros cuadrados de superficie que se convertirá en un eje de intercambio entre las identidades de los barrios del entorno.

26/01/2019 16:48 h

Ajuntament de Barcelona

El ámbito de actuación de esta primera fase de urbanización comprende un tramo de unos 200 metros de longitud a partir de la avenida del Jordà en dirección Llobregat. En total, en este primer tramo se han invertido unos 16 millones de euros y se prevé que a finales de agosto de este año los vecinos y vecinas del entorno puedan disfrutar del nuevo paseo, que incluirá vegetación y espacios de encuentro con zonas de estancia, juegos infantiles y una plaza polivalente.

Un nuevo paseo para el vecindario

El paseo central, de 13,6 metros de anchura, será biodiverso y permitirá disfrutar de la naturaleza, y también tendrá áreas diferenciadas de estancia y juegos infantiles. Delante de la zona del Mercado de la Vall d’Hebron – Teixonera se incrementará la anchura, con lo cual se ganará un espacio polivalente donde se llevarán a cabo diferentes actividades relacionadas con el mismo mercado y otros usos, como ferias o actos vecinales, entre otros.

Estos espacios permitirán mejorar la salud y el ocio del vecindario, así como la socialización de los ciudadanos y ciudadanas, para convertirlos en un lugar de relación de los vecinos y vecinas de los diferentes barrios y en un polo de atracción, mejorando la conectividad entre los dos lados de la ronda.

El proyecto también incluye la construcción de tres pérgolas con vegetación que se irán implantando más adelante: una pérgola grande con paneles fotovoltaicos de un área aproximada de unos 2.000 metros cuadrados situada en el espacio polivalente de delante del mercado, y dos pequeñas de unos 100 metros cuadrados, cada una a lo largo del paseo.

Impulso al verde

Se definirán nuevas zonas ajardinadas con la plantación de nuevo arbolado, además de la conservación del arbolado existente. La vegetación ayudará a conectar el parque de Collserola con la trama urbana, al mismo tiempo que ofrecerá una imagen más verde en el paseo, buscando la máxima biodiversidad del lugar.

El proyecto es fruto de un consenso de participación ciudadana a partir del cual se recogieron las propuestas y consideraciones vecinales sobre cómo tiene que ser este nuevo espacio público entre el Mercado de la Vall d’Hebron y la avenida del Jordà.

Noticias relacionadas