Las bodegas emblemáticas se protegerán para preservar su esencia

Primer paso para proteger las bodegas singulares y preservar su esencia, su identidad y sus vínculos con el vecindario. Durante un año se suspenden las licencias y permisos de obras en treinta y un bares y bodegas para que no se puedan modificar mientras se estudia su inclusión en el catálogo de protección de establecimientos emblemáticos.

12/07/2019 12:53 h

Ajuntament de Barcelona

El objetivo de la suspensión de licencias es evitar la desaparición de locales tradicionales y con valor social y paisajístico a causa de la especulación inmobiliaria y la estrategia de grandes grupos comerciales.

La primera selección de bodegas que se evaluarán incluye treinta y un establecimientos escogidos con el territorio, que se distribuyen en ocho distritos de la ciudad:

  • Ciutat Vella: Bodega Montse, Bar del Toro, Bodega de la Masia, Bodega Sergio, El Moll del Rebaix, Bodega Fermín y Bar Leo.
  • L’Eixample: Bodega Vendrell, Bar Gelida, Bodega Gol y Celler Miquel.
  • Sants-Montjuïc: Bodega Salvat, Bodega Montferry, Bodega Carlos y Bodega Nadal.
  • Gràcia: Bodega Marín, Bodega Iturre, La Vermuteria del Tano, Bodega Cal Pep, Bodega Casas, Bodega Costa Brava, Bodega Manolo, Bodega Quimet y Can Ros.
  • Horta-Guinardó: Bodega Massana y Bar Bodega Lepanto.
  • Nou Barris: Bodega Eduardo.
  • Sant Andreu: Bodega Lluís.
  • Sant Martí: Bodega Carol, Bodega Sopena y Bodega J. Cala.

Una vez se haya decidido qué bodegas se incorporan al catálogo de protección de establecimientos emblemáticos, se elaborará un plan urbanístico que incluya las condiciones de conservación y mantenimiento de cada comercio.

Para garantizar que durante la evaluación de los establecimientos se conserve su singularidad, se ha decretado la suspensión de licencias y permisos de obras por un año.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas