Mediación y asesoramiento para prevenir la pérdida de la vivienda

21/08/2018 14:09 h

Ajuntament de Barcelona

La prevención es la herramienta más efectiva para evitar la pérdida de la vivienda. Con el objetivo de minimizar las situaciones de riesgo que puedan derivar en la expulsión de los vecinos de su casa, el Ayuntamiento de Barcelona ofrece servicios de mediación en el alquiler y de asesoramiento hipotecario.

Con respecto a la mediación en el alquiler, la pueden solicitar las personas con dificultades económicas que están en riesgo de sufrir un desahucio por impago. Este servicio, que se puede pedir a las Oficinas de la Vivienda, facilita la negociación entre propietarios e inquilinos.

La finalidad de este programa es buscar una solución óptima para las dos partes que permita, si es posible, que el arrendatario conserve la misma vivienda. Por eso, se plantean una serie de acuerdos entre las partes que permitan hacer frente a las deudas pendientes y prevenir un endeudamiento futuro.

Los servicios de mediación disponen de instrumentos para facilitar los acuerdos que permitan permanecer en la vivienda, como pueden ser las ayudas al alquiler vinculadas a los procesos de mediación o la posibilidad de incorporar viviendas al programa de la Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona asumiendo la deuda que se hubiera contraído con el propietario, con las limitaciones que establezca cada convocatoria (6.000 euros año 2018).

Por otra parte, las personas con dificultades para hacer frente a su hipoteca pueden solicitar en las Oficinas de la Vivienda la ayuda del servicio Ofideute, que proporciona asesoramiento para resolver conflictos entre personas hipotecadas y entidades financieras.

Este programa ofrece información y orientación jurídica y pone en marcha procesos de mediación con las entidades acreedoras para plantear alternativas de solución que, si es posible, permitan permanecer en la vivienda. También permite identificar cláusulas abusivas de los contratos hipotecarios y facilitar la gestión que sea oportuna para, si es el caso, suprimirla o denunciarla.

 

Medidas de atención a la pérdida de la vivienda

Aparte de los servicios de asesoramiento y mediación para prevenir las situaciones de riesgo, el Ayuntamiento ha impulsado un abanico de medidas para atender a las personas que han perdido su vivienda o están en riesgo inminente de perderlo.

Por ejemplo, el Servicio de Intervención en situaciones de Pérdida de la Vivienda y/Empleos (SIPHO) facilita información, acompañamiento y asesoramiento legal a las unidades de convivencia afectadas por un proceso de desahucio. En caso de que no sea posible llegar a un acuerdo para detener el desahucio, el SIPHO realiza las acciones para hacer el acompañamiento de las familias afectadas.

Las personas desahuciadas pueden optar a una ayuda pública para pagar una nueva vivienda. El importe de la prestación es equivalente al 60% de la renta anual de la vivienda, con un límite máximo de 2.400 euros por vivienda. Esta prestación sólo se otorga una vez y por un periodo máximo de 12 meses.

Por último, el Ayuntamiento procura a las personas que han perdido su vivienda alternativas de realojamiento digno mediante herramientas como la Mesa de Emergencias, que valora cada caso y deriva las unidades de convivencia afectadas en las viviendas para emergencias sociales.

Todos estos servicios se pueden gestionar en las Oficinas de la Vivienda de Barcelona.

Más Información